ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  
¡Atención! Por favor, no leer los mensajes del foro si eres religios@, dogmátic@ o tienes tabúes, puede ser peligroso para tu salud psíquica.

Comparte | 
 

 Mensajes de AntonioPJ y entrevistas a El Escriba

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
Lícia



Cantidad de envíos : 713
Fecha de inscripción : 07/12/2008

MensajeTema: Mensajes de AntonioPJ y entrevistas a El Escriba   Dom 24 Mayo 2015 - 13:43

antonioPJ escribió:

El enigma del Universo

Considero mi deber escribir este artículo y agradecer la ocasión que se me brinda para llegar a todos ustedes con una primicia que es noticia de interés universal.

Siendo mi oficio la agricultura biológica y el reciclaje, doy conferencias y escribo artículos por vocación; pues vivir en armonía con la madre terrenal y ser fieles a lo que es verdadero, bueno y útil, es tarea de todos.

Este artículo está basado en mi estudio y comprensión de un libro diferente a todos, LA CUARTA DIMENSIÓN.

Un libro que ha sido escrito para toda la Humanidad; que da comprensión de la razón profunda de la existencia, desvelando el enigma del Universo, del espacio y del tiempo, de la vida, la muerte y la eternidad.

Es un manantial inagotable de sabiduría cuya comprensión despeja toda sombra de duda y su práctica descubre la verdadera libertad y la verdadera riqueza.

No es un libro que contenga todas las respuestas, como no hay un libro que contenga todas las sumas, es un libro que te enseña a responder, es un libro que te enseña a sumar.

Para saber quién somos, de dónde venimos y hacia dónde vamos. Debemos empezar por comprender ¿dónde estamos? Y ¿qué significado tiene este Universo en el que vivimos, que no para de crecer y crecer?
EL ENIGMA DEL UNIVERSO

Sobre el origen, desarrollo y final del Universo, se ha especulado tanto, que en realidad nadie sabe a qué atenerse y se han escrito tantas teorías, que sería necesaria una gran librería para contenerlas todas.

Sin embargo, la verdad es grandiosa, y a la vez, tan sencilla, que está al alcance de cualquiera que en lugar de pensar y creerse sus propias conclusiones, se dedique más a observar, sin juzgar lo que no puede vez de principio a fin, hasta comprender el propósito y la verdad de todas las cosas.

Las observaciones de la ciencia nos descubren que el Universo, un espacio inmenso lleno de cuerpos siderales, donde nuestro planeta ocupa un lugar pequeñísimo, está creciendo desde hace miles de millones de años, y lo hace a gran velocidad. El Universo se está expandiendo, como un globo que se infla en todas direcciones y va ocupando más y más espacio propio, de modo que hoy es más grande que ayer, pero menos que mañana.

La Naturaleza es el maestro perfecto y cualquier observador puede ver en ella, que todos los espacios, todos los cuerpos que ocupan un espacio, tienen su origen en una semilla.

Todas las semillas crecen y ocupan un espacio propio con su desarrollo; igual que hace el Universo, crecer y ocupar un espacio propio con su desarrollo.

El Universo empezó a crecer a partir de un punto ínfimo, como hace cualquier semilla y sigue en su desarrollo, a pesar de su gran tamaño, la misma ley que siguen todas las semillas; evidenciar en su espacio la perfección codificada o dimensionada en su interior.

Todas las semillas se desarrollan siguiendo un orden propio y el desarrollo de la semilla universal no escapa a esta ley.

Cualitativamente, el desarrollo de un Universo o Macrocosmos, sólo es comparable al desarrollo de un niño o Microcosmos.
¡Como es arriba es abajo!


Como el Universo, el niño comienza a ocupar su propio espacio, que es su cuerpo, dentro de un espacio mayor y más viejo, que es el vientre materno.

Como el niño, el Universo comenzó a ocupar su espacio dentro de un espacio mayor y más viejo. Demasiado grande y demasiado viejo para medirlo en este artículo, pero para familiarizarnos con lo que hay más allá de los límites de nuestro Universo, diremos por ahora, que sólo puede haber otros Universos con sus propios límites, todos dentro de un lugar tan grande que no tiene límites y tan viejo que no tiene edad; una dimensión mayor, la cuarta dimensión.

Con sólo observar el desarrollo y la finalidad del feto humano, podemos comprender las claves del desarrollo del Universo.

Un espacio nuevo, que comienza su desarrollo a partir de una semilla, expandiéndose en todas direcciones desde su propio centro, siguiendo el orden que está codificado o dimensionado en su interior.

Toda semilla guarda su propio orden de desarrollo en sí misma, en su propio interior y el propósito de tal desarrollo, siempre es el mismo: manifestar o evidenciar su perfección en un espacio propio.

Algunos piensan que el Universo se está expandiendo hacia el caos, pero es sólo la creencia de una mente que piensa mucho y observa poco.

El observador ve que hay un orden en el desarrollo de toda la Naturaleza, todo su desarrollo sigue la misma ley, como queriendo decirnos que hay una sola ley.

Esta ley que sigue todo desarrollo es recrear la perfección, la propia perfección, porque hay muchas semillas y cada una con su propio orden de perfección.

Como no es casualidad que el feto sigue un orden en su desarrollo, tampoco lo es, el orden que sigue el desarrollo universal.

Siendo prudentes, podemos deducir, que al igual que el propósito de la semilla o del desarrollo del feto es la perfección, también el propósito del desarrollo del Universo es la perfección universal. Por ser el Universo el cuerpo más grande y más viejo, el espacio mayor que contiene multitud de espacios menores y más jóvenes, estamos hablando de la perfección con mayúsculas.

El Universo, una vez terminado, como el feto, es una perfección mayor que contiene multitud de perfecciones menores, que son los órganos internos y la realidad final del Universo es igual que la del niño, un solo organismo, una sola perfección, una sola unidad.

Nuestra presencia en el Universo es comparable a la presencia de organismos microscópicos en el feto. Para ellos también son necesarias muchas generaciones viviendo y muriendo hasta la generación que alcanza el final del tiempo de gestación del feto y es testigo del nacimiento a la nueva realidad.

Será nuestra generación, la más derrochadora de energía y de tiempo, la que vivirá el fin del tiempo de gestación del Universo, que es el fin de la expansión universal y seremos testigos del nacimiento del Universo a la 4ª dimensión, la perfección, ese lugar tan grande que no tiene límites y tan viejo que no tiene edad, donde nacen los Universos perfectos al terminar su tiempo de gestación, la morada eterna de toda perfección.

De modo que la realidad final del Universo es la perfección. Una vez alcanzada, el Universo dejará de crecer, cesará todo movimiento en su espacio y en su tiempo.

Toda perfección tiene su propio tiempo de gestación; desde que la semilla empieza su desarrollo, ocupando más y más espacio propio, hasta que termina por evidenciar su perfección final.

La ley se cumple tanto en el Microcosmos como en el Macrocosmos.

Toda perfección visible ha seguido en su desarrollo un orden, un orden de perfección, que es un orden de tiempo, un orden que no podemos ver observando la semilla, pero sí podemos verlo observando las fases en su desarrollo.

En el feto, unos órganos se desarrollan antes de otros y lo mismo sucede con el Universo, una vez terminada su expansión podremos verlo desde el principio de su tiempo, que es el centro mismo del Universo, hasta el final de su tiempo, que son sus límites. Todo el Universo es un orden de perfección, un orden de tiempo, una distancia a recorrer encontrando a cada paso mayor perfección.

Ahora, el Universo está creciendo todavía, y la galaxia que contiene nuestro sistema solar se está alejando a gran velocidad del centro mismo del Universo, dando vueltas en una espiral cada vez mayor, aumentando a cada instante la distancia entre el centro del Universo y nuestra posición.

La distancia cada vez mayor entre el centro del Universo y sus propios límites, se mide por el tiempo.

A cada instante el Universo va ocupando más espacio propio y es más viejo; es más largo, más ancho, más alto y tiene más tiempo propio.

Según nos vamos alejando del centro del Universo, estamos viajando por el tiempo que dura su total expansión, estamos recorriendo el orden que sigue el Universo en su desarrollo, estamos recorriendo, sin percibirlo, el orden en el cual se desarrolla la perfección con mayúsculas.

Cuando el Universo termine su expansión, nuestro viaje, por el tiempo, alejándose del centro del Universo, terminará. La Tierra, como un pequeño órgano, ocupará su lugar definitivo, dentro del gran organismo perfecto que es el Universo.

Una vez fijo en sus propios límites, podremos tomarle las medidas que ahora no podemos, porque crece a gran velocidad y podremos recorrer toda su perfección desde el final de su tiempo hasta el principio de su tiempo.

Para llegar desde el final del tiempo hasta el principio del tiempo, hay que recorrer una distancia, un orden de perfección creciente, el orden mismo de la Creación del Universo. Esta distancia, este orden, es el tiempo.

Nuestra percepción actual del tiempo, como devenir, es sólo una ilusión provocada por el movimiento del espacio mientras dura la expansión universal.

El lugar definitivo que ocupará la Tierra dentro de la perfección universal será lo más lejos posible del centro del Universo y ya no será un cuerpo en el espacio sino un lugar en el tiempo, su propio lugar en el orden de la perfección universal.

Al terminar su expansión, el Universo habrá terminado el desarrollo de sus tres dimensiones, largo, ancho y alto. Pero también, habrá terminado el desarrollo de su cuarta dimensión, el tiempo, el orden universal.

Al terminar la expansión no tendremos más camino que el de regreso, dejando atrás este planeta. Y para llegar desde el lugar que ocupará la Tierra, en los límites del Universo, hasta el centro mismo del Universo, tendremos que recorrer una distancia y esta distancia es un viaje por el tiempo del Universo, un viaje por el orden de perfección hasta su centro, el centro mismo de la perfección, el punto de origen.


Como el feto ha de terminar el desarrollo de su perfección de tres dimensiones, al final de su propio tiempo de gestación, para nacer a esta 3ª dimensión, también el Universo y nosotros en él, naceremos a la 4ª dimensión, al final del tiempo de gestación universal.

Comprenderemos entonces el significado de la palabra eternidad, porque la ilusión que provoca el movimiento que nos está alejando del centro del Universo, terminará, el orden de la perfección estará concluido y el tiempo parará.

Desaparecerá el velo que esconde el antes y el después y veremos el Universo en todo su tiempo.

El pasado, el presente y el futuro estarán a la vista, porque el pasado, presente y futuro del Universo, es nuestro pasado, nuestro presente y nuestro futuro.

Terminado el tiempo, terminada la 4ª dimensión del Universo, también estará terminada la 4ª dimensión de la conciencia humana, que es el alma. (No olvidemos que somos parte del Universo y el desarrollo de su perfección nos incluye a todos).

Con el despertar a la 4ª dimensión, despertaremos a la realidad de nuestro cuerpo de tiempo, que es el alma inmortal; porque el destino del ser humano, “la semilla divina”, es reconocer y recrear por sí mismo la perfección universal, para llegar a comprender su propia perfección, despertando paso a paso las potencias propias del alma humana.
La 4ª D. eterna, donde nacen los Universos.
La 4ª D. de nuestro propio Universo.
La 4ª D. de nuestra conciencia.


Son la realidad perfecta ordenada por la Palabra del Hijo de Dios. Porque es sólo Él, quien ordena el desarrollo de todos los Universos con Su Palabra. Su Palabra, el Verbo Creador, es el origen de toda perfección.

El desarrollo de los poderes propios del alma humana, significará la conquista de la 4ª dimensión del Universo, la conquista del tiempo, que es la conquista de la perfección y la recompensa de tal conquista es poseer la Palabra del Espíritu, el Verbo Creador del Hijo de Dios, que reina por siempre en el paraíso, la quinta dimensión de Dios.


Última edición por Lícia el Dom 24 Mayo 2015 - 14:07, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lícia



Cantidad de envíos : 713
Fecha de inscripción : 07/12/2008

MensajeTema: EL ENIGMA DEL UNIVERSO   Dom 24 Mayo 2015 - 14:04

antonioPJ escribió:
Esto es el ABC del Saber. Quien no comprenda esto lo tendrá crudo para llegar a descubrir por sí mismo la verdad dr las cosas. Esto es hoy lo que en su momento fue el Kybalion de Hermes Trimegisto
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lícia



Cantidad de envíos : 713
Fecha de inscripción : 07/12/2008

MensajeTema: EL ENIGMA DEL UNIVERSO   Dom 24 Mayo 2015 - 14:06

antonioPJ escribió:
Somos la única especie de todos los Reinos en la 3a D capaces de comprender en sentido del Universo desde dentro.

"Todos los espacios menores son en función de los espacios mayores. Y llamamos espacio a todo lo que ocupa 3 dimensiones".

----------------------------

"Estas cuestiones han sido abordadas hasta la saciedad, pero nunca han sido explicadas suficientemente para ser comprendidas por la razón, y por el sentido común. Tan sólo resaltan, de cuando en cuando, nuevas especulaciones, que vienen a confundir aún más, las viejas especulaciones que pretenden aclarar, provocando una mayor confusion y llenando de prejuicios el sentido más elemental.

Si deseamos acercar nuestra comprensión al enigma universal, y a nuestro propio origen y a nuestro destino dentro del universo, o al propio destino del universo, tendremos que observar libres de todo prejuicio"

(Extractos del Cap. 1 "El Universo", del Libro LA CUARTA DIMENSION, de El Escriba).

-----------------------------

Extracto del artículo "EL ENIGMA DEL UNIVERSO":

"La verdad es grandiosa, y a la vez, tan sencilla, que está al alcance de cualquiera que en lugar de pensar y creerse sus propias conclusiones, se dedique más a observar, sin juzgar lo que no puede ver de principio a fin, hasta comprender el propósito y verdad de todas las cosas.

El Universo se está expandiendo como un globo que se infla en todas direcciones y va ocupando más y más espacio propio, de modo que hoy es más grande que ayer, pero menos que mañana.

Todas las semillas crecen y ocupan un espacio propio con su desarrollo, igual que el Universo, todos los cuerpos que ocupan un espacio, tienen su origen en una semilla.

Todas las semillas se desarrollan siguiendo un orden propio y el desarrollo de la semilla universal no escapa a esta Ley.

¡Como es arriba es abajo!

El desarrollo de un universo o macrocosmos, sólo es comparable al desarrollo de un niño o microcosmos.

Como no es casualidad que el feto sigue un orden en su desarrollo, tampoco lo es, el orden que sigue el desarrollo universal.

Todo desarrollo en la Naturaleza sigue la misma Ley, como queriendo decirnos que hay una sola Ley.

Esta Ley que sigue todo desarrollo es recrear la perfección propia, cada semilla con su propio orden de perfección".
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lícia



Cantidad de envíos : 713
Fecha de inscripción : 07/12/2008

MensajeTema: EL ENIGMA DEL UNIVERSO    Dom 24 Mayo 2015 - 14:08

El Hijo de Dios seguro que es un lagarto o un HDP de la dualidad. ¿Perfección? ¿cual perfección alma cándida?

Los Universos los creamos y destruimos según nos convenga con nuestra esencia, tu Creador es un farsante que experimenta en la dualidad y con el sufrimiento para poder comer a gusto.

¿Te has enterado de que va este foro? No somos lucecitas cándidas esperando evolucionar. Deja de meter rollos de tu Creador, que no es el nuestro. Aquí ya somos Creadores/as de antes del origen y sabemos lo que tenemos que hacer: LIBERARNOS de las millones de prisiones en espejos.



[/quote]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lícia



Cantidad de envíos : 713
Fecha de inscripción : 07/12/2008

MensajeTema: Re: EL ENIGMA DEL UNIVERSO   Dom 24 Mayo 2015 - 14:09

antonioPJ escribió:



Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lícia



Cantidad de envíos : 713
Fecha de inscripción : 07/12/2008

MensajeTema: Re: EL ENIGMA DEL UNIVERSO   Dom 24 Mayo 2015 - 14:10

Admin escribió:
Suspect DIOS, DIOSES, CREADOR, ETC SON UN INVENTO DE CIERTAS ENERGIAS PARA MANIPULARNOS A CONVENIENCIA. A UNOS LOS MANIPULAN POR EL MIEDO, A OTROS HACIENDOLES CREER QUE SON ELEGIDOS, A OTROS CON QUE SON MAESTROS, ETC, ETC. ESOS QUE NOS INVENTARON ESO DE DIOS, SON SIMPLES ETS LAGARTOS HDGP QUE NO NOS AYUDAN EN NADA Y SI, SE ALIMENTAN DE NOSOTROS. alien
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lícia



Cantidad de envíos : 713
Fecha de inscripción : 07/12/2008

MensajeTema: 3ª ENTREVISTA AL ESCRIBA - El Pecado Original de la Ciencia    Dom 24 Mayo 2015 - 14:15

antonioPJ escribió:
3ª ENTREVISTA A “El ESCRIBA”

Por Alfredo López Cruzado.

TÍTULO DE LA ENTREVISTA:

EL PECADO ORIGINAL DE LA CIENCIA


MASA Y PESO - MATERIA Y GRAVEDAD

REFLEXIONES

E = m.c²



Pregunta de Alfredo:

Al calificar como broma científica la famosa fórmula de Einstein, “ E=m.c² ” has provocado el rechazo más unánime entre los lectores que se sienten más cerca de la Ciencia y confían en el rigor de sus procedimientos y la lógica de sus razonamientos.

Las críticas de los lectores más incómodos resumen un sentir general y dicen textualmente:

“El tal Escriba se sale de la ortodoxia científica e incurre en gruesos errores conceptuales...”

“Es claro que el autor desconoce lo básico de la Ciencia...”

“Es un error inaceptable hasta para un alumno de secundaria tratar la fórmula “ E=m.c² ” desconociendo las diferencias entre masa y peso...”

“La Ciencia tiene UN RÍGIDO SISTEMA DE AUTODEPURACION, de corrección de errores que evita que conocimientos erróneos puedan infiltrarse. Es un error propio de gente sin preparación suponer que la Ciencia tiene dogmas...”

Estas descalificaciones que proceden de personas respetadas por sus conocimientos científicos, han alejado muchos lectores de tu obra y los que permanecen fieles se preguntan, si darás una respuesta que les ayude a discernir por sí mismos.


Respuesta de “El Escriba”:
La palabra “PESO” no existe en el lenguaje del Universo.


Pesar la materia es una vieja práctica que tiene cierta utilidad mientras estamos en La Tierra, sometidos a su Gravedad, pero fuera de ella nuestro peso pierde todo su significado.

Atribuir a la materia un peso propio fue un despiste científico. Un error que la propia Ciencia Internacional, estableció oficialmente en 1880 cuando declaró el Kilogramo como patrón para medir el peso de la materia.

Con este Kilogramo que nació de una decisión arbitraria de los científicos de la época, nos hemos estado pesando en conformidad con la Ciencia, hasta que recientemente ha descubierto que el “peso”, no es propio de la materia que pesamos sino un efecto de la Gravedad de nuestro Planeta.

Este gran descubrimiento que hubiera causado asombro y estupor en la Humanidad, ha pasado prácticamente inadvertido por la mayoría. Este conocimiento nuevo que cambia la percepción que todos teníamos sobre la realidad que es la materia y el Universo, no ha tenido sin embargo la difusión que merece y sólo es conocido en los ámbitos más cercanos a la Ciencia.

¿Qué daño le haría al común de los mortales saber que su cuerpo no pesa, que la sensación de peso que siente no es propia de su cuerpo sino de la Gravedad?

¿A quién le haría daño comprender que la materia no tiene peso propio, que la pesadez de su cuerpo no es real, que es una ilusión debida a la fuerza con que nos atrae la Gravedad?

Cabe preguntarse, por qué la Ciencia se muestra reticente a reconocer este hecho con toda claridad. ¿Por qué en lugar de enseñar a sus alumnos que la materia no tiene peso propio, lo que aprenden los alumnos de secundaria es a distinguir entre Peso y Masa?

Cuando en honor a la verdad, el peso no tiene nada que ver con la masa sino con la Gravedad que la atrae.
La masa no tiene peso. No hay peso. Sólo hay Masa y Gravedad.


Pero la Ciencia se empeña en seguir pesando la materia contra toda lógica razonable, haciendo un juego de malabarismo con el significado de las palabras:
Donde antes decía “peso”, ahora dice “ejercer una fuerza”.


Este juego de palabras confunde la verdad aún más y la propia Academia, pone en evidencia esta confusión en su nueva definición de “pesar”:

“Determinar el peso, o más propiamente, la masa de algo por medio de la balanza o de otro instrumento equivalente”.

En la actualidad la Ciencia enseña a sus alumnos que el peso y la masa son cantidades fundamentalmente diferentes, distinguiéndolas y definiéndolas por separado.

Define “masa” como la cantidad de materia que tiene un cuerpo. Se mide en kilos en una balanza.

Define “peso” como la fuerza con la cual un cuerpo actúa sobre un punto de apoyo, a causa de la atracción de la gravedad. Tal fuerza se mide en Newtons.


En esta nueva definición que hace la Ciencia del concepto “Peso” se entiende que el peso no lo ejerce la materia sino la Gravedad, lo cual es cierto, pero vuelve a confundirlo todo al inventarse una nueva medida de peso, el “Newton”, para seguir “pesando” la materia por un lado y la fuerza que ejerce por otro lado, cuando en realidad en la materia no hay peso ni fuerza que ejercer, sólo hay Gravedad.

Por ello, las dos definiciones, una para el peso y otra para la masa, no son distintas, no se distinguen en realidad, porque los kilos que miden la masa en la balanza son obra de la Gravedad y la fuerza con que actúa una masa sobre un punto de apoyo, por ejemplo “el plato de una balanza” también es obra de la Gravedad.

Es obvio que la distinción de la Ciencia entre peso y masa no tiene fundamento real.

Cabe preguntarse si el autor de tal “arreglo” ha sido consciente de sus actos.


Cualquier alumno aventajado de secundaria puede discernir por sí mismo que si “el peso” que ejerce la materia es debido a la Gravedad, también “la fuerza” que ejerce la materia es debida a la misma Gravedad.

Con una pequeña reflexión se preguntará: ¿Por qué nos vemos obligados a aprender de memoria distinciones entre peso y masa? ¿Por qué nos enseñan a medir la masa en kilos si son ilusión de la Gravedad? ¿Por qué nos enseñan a calcular nuestro peso en Newtons si también son ilusión?

Alguien debería dar una explicación al alumno porque cabe preguntar: si toda esta enseñanza es un “despiste” o una maniobra intencionada de quien se siente todopoderoso y seguro de que nadie osará contradecirle.
Si queremos saber más hay que reflexionar más sobre lo mismo.


Pesar la materia es un error, una ilusión que la “recientemente” descubierta fuerza de la Gravedad ha puesto en evidencia.

Por no reconocer su error, la Ciencia decide seguir usando el kilo para medir la masa y se inventa el Newton para medir la supuesta fuerza que ejerce la masa.

Es como tapar un error con otro error mayor, porque “el peso o la fuerza” que pueda ejercer la materia sobre una balanza o cualquier otro punto de apoyo, ya sabemos que son obra de la Gravedad.

Cuanto más tiempo queramos esconder una mentira del pasado, más falsedades necesitamos para ir tapándola en el presente.

¿Qué hay de Verdad en la enseñanza que imparte el profesor a los alumnos de secundaria para calcular el peso?...

“El peso que mide la balanza no es vuestro peso real porque los kilos son una ilusión de la gravedad. Para saber vuestro Peso Real hay que multiplicar los kilos por 9’8 puesto que un kilo equivale a 9’8 Newtons”.
Es decir, si pesas 60 kg, hay que multiplicar 60 X 9’8= 588.

Tu Peso Real es de 588 Newtons.


Tal enseñanza es pura invención. Si en lugar de memorizar aprendieran a reflexionar, a discernir, los alumnos se preguntarían:
¿De dónde sale este número mágico que convierte
mi peso ilusión en kilos en mi Peso Real en Newtons?


Podríamos contestarle que es una equivalencia dictada por la Ciencia y debe estar avalada por los más serios y rigurosos controles científicos.

Pero esta afirmación resulta dudosa si reflexionamos la equivalencia que inventa la Ciencia para seguir pesando.
“Un kilo de materia equivale a 1kilo-fuerza y éste equivale a 9’8 Newtons”.


Con esta equivalencia, del todo arbitraria, pretende la Ciencia seguir pesando la materia, pero ahora en Newtons.
¡Si no podemos pesar en kilos porque son ilusión, pesaremos en Newtons!


¿Es esta equivalencia el resultado de un razonamiento lógico con fundamento o es sólo un intento desesperado de seguir huyendo hacia delante?

Reflexionemos un poco más:

La Ciencia nos dirá que 9’8 no es un número mágico sacado de la manga sino un número fundamentado en la Gravedad. En la aceleración de la Gravedad.

Nos dirá que está comprobado que un cuerpo en caída libre se ve atraído por la fuerza de la Gravedad a una velocidad acelerada de 9’8 metros por segundo cada segundo.
Es decir: 9’8 m/s2 es la aceleración de la Gravedad Terrestre.


La Ciencia interpreta “esta velocidad” como la fuerza que ejerce la Gravedad sobre el cuerpo que atrae y concluye que 9’8 metros por segundo equivalen a 9’8 Newtons de fuerza.
Esto es, si 1Kg cae a 9’8 m/s2, esto equivale a 9’8 Newtons.

Kilos . velocidad = Newtons.


Con esta arbitrariedad al margen del sentido común, la Ciencia sigue haciendo valer el peso cuando ya sabemos que la materia ni pesa ni ejerce fuerza por sí misma. Se llame peso o se llame fuerza, es efecto de la Gravedad de la Tierra.

A este intento de la Ciencia por buscarle al kilo una equivalencia, le caben tres observaciones que un alumno de secundaria puede reflexionar:

Primera:

Si la elección de 9’8 se debe a la velocidad que alcanza un kilo de materia en caída libre hay que apuntar que también dos o tres kilos... caen a la misma velocidad que uno.

Segunda:

Si para calcular nuestro peso real hay que multiplicar los kilos que pesamos en la balanza por la aceleración de la Gravedad, hay que apuntar que los kilos que mide la balanza son por efecto de la Gravedad y al multiplicarlos por 9’8 que es la aceleración de la Gravedad... lo que hacemos en realidad es multiplicar dos veces la misma gravedad.
Gravedad por Gravedad = Newton. “Abominable lógica”.


Tercera:

Si la elección del número mágico está basada en la aceleración de la Gravedad, tal elección no puede ser más desafortunada, dado que la aceleración hace caer a todos los cuerpos a igual velocidad, sin distinguir el peso.

La reflexión de estas tres observaciones pone en evidencia que establecer el peso de la materia en Newtons es una decisión desafortunada para la Ciencia actual.
Por no reconocer que es un error pesar la materia en kilos,

la Ciencia decide que lo mejor es pesarla dos veces, una en kilos y otra en Newtons.

Una para distinguir la masa y otra para distinguir el peso.

¡Las dos son irreales!

La masa no tiene peso, el peso no existe en el Universo.


Dado que el kilogramo es un valor ficticio establecido arbitrariamente por la Ciencia en 1880 para pesar la materia, “Cuando la propia Ciencia aún no había comprendido realmente que el peso es efecto de la Gravedad”. No es posible enmendar este error multiplicándolo por 9’8. Por mágico y verdadero que pudiera ser el número, al multiplicarlo por un error, sólo puede resultar “un error mayor”.

Una arbitrariedad aún mayor que no se puede legitimar ni poniéndole por nombre el apellido de Isaac Newton.

Cualquier alumno de secundaria reconocería que si multiplicamos un error por cualquier número mayor que 1, el resultado sólo puede ser un error mayúsculo, un error multiplicado.

A la Ciencia le toca reconocer que “el peso” no existe. Es una magnitud, que no tiene lugar ni función en el Universo.
La Materia no pesa. El Universo no tiene peso.

¡Esto es lo que hay que reflexionar!

Pese a quien pese, la materia no pesa.


Si la Ciencia nos dice ahora que el peso es una fuerza, debería añadir:

Una fuerza que depende de la Gravedad, igual que el peso.
La verdad se desenmascara por sí sola.

La materia no pesa. No ejerce peso ni fuerza.


De hecho, la materia no puede ejercer peso ni fuerza sobre otro cuerpo porque tal acción resultaría contraria a La Ley de la Gravedad.
La Gravedad es, siempre, una fuerza atractiva.

La Gravedad no sabe ejercer fuerza, no sabe dar de sí misma.

Dar fuerza no es propio de ninguna Gravedad.


La Gravedad sólo sabe pedir más, su fuerza no sirve para ejercer, para empujar, sólo sirve para atraer hacia sí misma. Para engordar.
¡La Gravedad no es una fuerza de empuje sino de atracción!

La Gravedad no es una “fuerza física”.

No es una fuerza de la mecánica clásica.

No se puede medir con instrumentos físicos.

Sólo pueden medirse sus efectos sobre la materia.


Su misteriosa fuerza nace del orden mismo de la materia. Por ello, no hay materia sin Gravedad, ni puede haber Gravedad en ausencia de materia.
La materia siempre tiene Gravedad.

¡La materia tiene fuerza propia!

MATERIA Y FUERZA SON INSEPARABLES.


Los alumnos de secundaria no deben aprender a distinguir entre “Peso y Masa” sino entre Materia y Fuerza, es decir MATERIA Y GRAVEDAD.
Distinguir entre peso y masa es ciencia-ficción.


No es en interés de la verdad, sino en interés de la Ciencia que los alumnos de Física aprendan a distinguir entre “Peso y Masa” o entre “Fuerza y Masa”, como si fueran dos cosas distintas que puedan estudiarse por separado, cuando tal cosa es imposible. No se puede separar la materia de su propia fuerza, de su propia Gravedad.

Si fragmentamos una cantidad de materia en mil pedazos, cada pedazo, cada pequeña cantidad de materia tendrá su propia fuerza, su propia Gravedad.

Si a la Ciencia le cuesta tanto asimilar el hecho, comprobado por ella misma, de que la materia no pesa. Tal vez sea porque lleva siglos, pesando, midiendo, calculando y sacando conclusiones erróneas sobre la materia y el Universo, sin un conocimiento profundo y verdadero de qué es Materia y qué es Gravedad.
La Ciencia se eleva sobre errores en sus propios cimientos que no se ha parado a corregir.

Demasiados errores que lastran su avance hacia la Verdad.

¿Por qué este empeño científico en mantener vigente una ilusión, a sabiendas?

¿A qué es debido?


Para saber más hay que reflexionar con nuevos datos:

El relato de unos hechos históricos pone en evidencia que la Ciencia no puede presumir de estar tan despierta y tan alerta como debiera. Que exagera sobre sí misma cuando habla de su coherencia histórica, de su rigor científico y su conocimiento más avanzado de la Verdad.
¿A qué verdad se refiere la Ciencia?


Vayamos por partes:

La verdad de que el peso es apariencia se la mostró a la Ciencia el propio Galileo Galilei, nacido en Italia en 1564. “Subido a lo más alto de la torre de Pisa con otros profesores y científicos presentes, dejó caer dos esferas, una de madera y otra de plomo, para comprobar si, efectivamente, la más pesada llegaba antes al suelo como había enseñado Aristóteles.

La prueba de Galileo puso en evidencia el error de Aristóteles porque las dos esferas cayeron con la misma aceleración y tardaron prácticamente el mismo tiempo en llegar al suelo”.

Con esta demostración de Galileo, la Ciencia tuvo delante de sus ojos, por primera vez, que LA ACELERACION DE LA GRAVEDAD NO DISTINGUE ENTRE PESO Y MASA, puesto que todos los cuerpos en caída libre, alcanzan la misma velocidad, aunque unos pesen el doble y otros la mitad.

Esta demostración ante profesionales de la Ciencia le costó a Galileo ser expulsado de la Universidad de Pisa, donde ejercía como profesor de matemáticas, por atreverse a contradecir al gran Aristóteles.

La Ciencia de entonces no se enteró, o no se dio por enterada, de esta prueba científica, fácil de comprobar por cualquiera.

Posteriormente, el mismo año de la muerte de Galileo en Italia, en 1642, nació Newton, en Inglaterra. Conocedor de la obra de Galileo, Newton estableció las tres leyes del movimiento inercial y formuló La Ley de Gravitación Universal, de la que se salva que todos los cuerpos tienen Gravedad.

Newton murió en 1727 y la Ciencia de la época tampoco se enteró o se dio por enterada del efecto de la Gravedad sobre la materia. La prueba de ello está en que transcurrieron 153 años tras la muerte de Newton y fue entonces cuando la Ciencia estableció que la materia se pesa en kilogramos usando una balanza.

En efecto, fue un siglo y medio después de Newton, cuando la Ciencia Internacional se reunió en Francia para establecer un patrón de peso, arbitrario, aceptado por todos; “el kilogramo”: la masa de un cilindro fabricado en 1880, con aleación del 90% de Platino y 10% de Iridio, que se guarda en la Oficina Internacional de Pesos y Medidas de Sevres, cerca de París.

Con este kilogramo nos hemos pesado durante un siglo, hasta que recientemente la Ciencia actual ha comprendido, al fin, ¡ya era hora! que el peso no es un atributo propio de la materia que pesamos.

Recientemente la Ciencia ha podido comprobar que una misma cantidad de materia tiene un peso distinto en la Tierra y en la Luna, debido a su distinta Gravedad y también ha podido comprobar que en ausencia de Gravedad la materia no pesa nada.

Llegando a la siguiente conclusión que es cierta:

“Los cuerpos son atraídos, hacia la Tierra, con una fuerza y es esa fuerza la que provoca la ilusión del peso”.

Estas palabras son verdaderas, están en consonancia con la verdad y son de la Ciencia.

Pero no pone en práctica su gran descubrimiento. La Ciencia actual no se da por enterada y persiste en el viejo error de pesar la materia en kilogramos (cambiando el término “pesar en kilos” por el de “medir en kilos”), para luego convertir los kilos en Newtons. Con una fórmula mágica y un número mágico obtenido de la aceleración de la Gravedad. Aceleración que no distingue entre peso y masa como ya sabemos.

La Ciencia actual parece decidida a ponerle un velo a sus nuevos descubrimientos porque contradicen a los viejos. Todo con tal de no reconocer abiertamente su viejo error de atribuir peso propio a la materia. Para no verse obligada a borrar de su diccionario el concepto “Peso” inventado por ella al margen de la Realidad.

Es cierto que a nadie le gusta dar pasos atrás y retroceder ante convicciones de siglos. Resulta lógico que a la Ciencia tampoco le guste, pero en honor a la verdad debe hacerlo. En lugar de seguir empeñada en pesar lo que, a ciencia cierta, ella sabe que no tiene peso.

Por el momento intenta una huida hacia delante alejándose de la verdad y con ello delata su intención de seguir pesando. Por qué si no, sigue enseñando a sus alumnos a “pesar” la materia. ¡Ahora en Newtons! Aún más, les obliga a aprender, si quieren aprobar, que “Peso y Masa” tienen características que los diferencian, como por ejemplo: que la masa se mide en kilos y el peso en cambio se mide en Newtons ¿?, que la masa se mide con la balanza y el peso con el dinamómetro ¿?, o que la masa “sufre aceleraciones” mientras que el peso, “produce aceleraciones” ¿?.

Todo esto es irreal, arbitrario, rigurosamente falso y fácil de rebatir. Es un atentado contra la lógica común. No acerca a los alumnos a la verdad que es la materia sino todo lo contrario, los confunde y los aleja.

El Newton es un invento arbitrario de la Ciencia, igual que el kilogramo. Ni el kilo representa un “peso propio”, ni el Newton representa una “fuerza propia”. Si bien es cierto que todos los cuerpos se ven atraídos por una fuerza, tal fuerza no es propia del cuerpo que se ve atraído sino de la Gravedad que lo atrae.
“En el Universo no hay masa y peso. Sólo hay Materia y Gravedad.”


No hay forma real de pesar la materia. Todo lo que podemos hacer, al respecto, es dejar que nos pese la Gravedad y conformarnos con este “peso aparente”, sabiendo que no es real. Porque es una práctica común aceptada por todos que resulta útil mientras estamos en la Tierra y rentable para los fabricantes de balanzas.

La Ciencia actual sabe perfectamente que la materia no pesa, que su peso o su fuerza aparente es obra de la Gravedad. Únicamente, inequívocamente obra de la Gravedad.

El verdadero problema es que la Ciencia lleva siglos pesando todo cuanto está a su alcance. Ha enseñado a sus alumnos a pesarlo todo. Han pesado la Tierra, el Sol y los Planetas, han pesado nuestros órganos, las células, las moléculas, los átomos y hasta las partículas que no alcanzan a ver.

Cuando en realidad la masa no tiene peso propio, el peso es ilusión. Pesar la materia sólo ha servido para entretener, despistar, y confundir la verdad que es la materia.

La Ciencia no puede seguir huyendo de la Realidad y de su responsabilidad.

Tal vez fuera una catástrofe para la Ciencia decir sencillamente la verdad. Pero sería lo mejor para todos, un acercamiento a la Verdad y una cura de humildad para la Ciencia actual.
Pero esto no ha sucedido aún.


Cambiando el kilogramo por el kilo-fuerza y éste por el kilopondio para llegar al Newton, la Ciencia revela cierta predisposición, cierta premeditación de seguir persistiendo en su “error original”.

La Ciencia no enseña a pesar la materia en interés de la verdad sino en el suyo propio. Para mantener y evitar la caída de su imperio, construido en base a fórmulas ajenas a la Realidad que es el Universo, donde, en efecto, la materia no pesa y las masas, distancias, aceleraciones, velocidades y gravedades... no son en modo alguno invariables en un Universo en continuo cambio, renovación y desarrollo.
No deben aprender los alumnos de secundaria a calcular su peso en Newtons.

Es tan irreal como pesarse en kilos.


Pero sí deberían aprender que en este mundo donde nada es lo que parece, ¡también el peso es una apariencia! Puesto que en ausencia de Gravedad nuestro cuerpo no ejerce peso ni fuerza.

Los alumnos deben aprender, sin ninguna reserva, que la materia no pesa, que su cuerpo no pesa, que el Planeta no pesa, que no pesan la Luna ni el Sol, que el peso no existe en el Universo, y que hay que reflexionar acerca de la misteriosa fuerza que es “La Gravedad”. Una Fuerza Universal que nos influye a todos, omnipresente en la materia, desde las partículas menores hasta las galaxias mayores.
La Ciencia no puede seguir negando la evidencia poniendo encima su propia conveniencia.

La Ciencia se debe a la verdad y la Verdad es más tozuda que la Ciencia.

“La fuerza que da a la materia su peso o su fuerza aparente

es de la Gravedad y sólo de la Gravedad.”


La Ciencia debe aceptar la Realidad.

¡Por más que nos pese! ¡La materia no pesa!



Sin embargo la Ciencia parece dispuesta a todo por salvaguardar el honor de sus fórmulas. Sin ellas, estaría tan perdida como la Iglesia sin sus dogmas.
“También la Ciencia tiene su pecado original”

“Como la Iglesia tiene el suyo”


(y no es el de Adán y Eva).


Si la Ciencia quiere salvaguardar su honor debe confesar su error original y aceptar las consecuencias.

El error de Pesar la materia es la piedra angular que soporta los cimientos del edificio levantado por la Ciencia.

La piedra angular o piedra base sobre la que se sostiene el edificio levantado por la Ciencia es falsa. Todo lo establecido posteriormente sobre esta piedra base, sobre este primer error, determina la posición de toda la estructura científica.

La ilusión del Peso confunde las leyes del movimiento inercial. La fuerza que empuja un cuerpo inerte, la aceleración que le sobreviene y la distancia que recorre... son efectos ilusorios condicionados por la Gravedad.

Los valores atribuidos a la Gravedad, medidos con instrumentos físicos, son irreales, la consideración de que la Gravedad empuja como una fuerza de la Física Clásica es un error mayor aún.

La aceleración de la Gravedad no es una velocidad causada por una fuerza aplicada. La Gravedad no aplica, no ejerce, no empuja positivamente, antes al contrario, es una fuerza atractiva, una fuerza que produce un empuje negativo.
La pobre respuesta que tiene la Ciencia sobre el Universo...

Sólo es comparable con la pobre respuesta que tiene la Iglesia sobre Dios.


Estamos como al principio: ¿Qué es el Universo? ¿Qué es Dios?


Si queremos “la Verdad” no podemos cargar sobre las espaldas de la Iglesia y de la Ciencia la responsabilidad de encontrar la solución a los dos grandes enigmas que aún persisten en nuestro tiempo. Es responsabilidad de todos y de cada uno preguntarse:


¿Quién somos, dónde estamos, de dónde venimos, hacia dónde vamos?

Si queremos “La Verdad” debemos compartir todos la responsabilidad de buscarla.

Hace falta mayor unión, sinceridad, generosidad y discernimiento.


La información real y el discernimiento son claves para separar verdad y falsedad. Se aprende a discernir ejercitándose, el ejercicio y la función son claves para descubrir nuestras propias facultades.
Si los alumnos aprendieran a discernir antes que a memorizar...
ninguna falsedad tendría lugar.


Veamos un ejemplo:

“Para la Ciencia actual... El peso es por definición la fuerza que “ejerce” una materia dada en un campo gravitatorio”.

La definición aparenta ser correcta pero la palabra “ejerce” no lo es. Basta con falsear un pequeño matiz para falsear toda la verdad.
La verdad es que la materia no pesa ni ejerce ninguna fuerza.

Ni el peso ni la fuerza son propios de la materia que pesamos.

Es falso que 1 kilo de materia ejerza 9’8 Newtons de fuerza.

La fuerza que ejerce un kilo de materia es “cero” en ausencia de Gravedad.

En la presencia de Gravedad, la fuerza es sólo de la Gravedad.

“Peso y Fuerza” son obra de la Gravedad.

Sin Gravedad no hay “Peso ni Fuerza”.



Es decir:
La materia no ejerce peso ni fuerza, o de otro modo:

La materia no ejerce carga ni presión.

Si el peso es obra de la Gravedad, la fuerza también.

Si el peso es una apariencia, la fuerza también.

Si el kilo es una ilusión, el Newton también.


Todos los intentos de la Ciencia por pesar la materia, chocarán con la Gravedad y sólo con la Gravedad.
Por sí misma, la materia no puede ejercer peso ni fuerza.



Una vez comprendido esto, cabe una mayor reflexión:

Si bien es verdad que la materia ni ejerce fuerza ni tiene peso, también es verdad que cualquier cantidad de materia tiene Gravedad propia, tiene fuerza propia, aunque tal fuerza no puede ejercerla hacia el exterior de sí misma ni sobre otros cuerpos.

Veamos esto más despacio para despertar interés científico en los buscadores de la Verdad, porque las Leyes que rigen el Universo son Leyes de Dios. El Gran Arquitecto. El Arquitecto Universal.
“Aunque la Ciencia asegura que son cuatro las Fuerzas Fundamentales del Universo...”

“Lo repito; Una sola Fuerza y un solo Poder rigen el Universo”

La Fuerza Omnipresente es la Gravedad.


Ya sabemos que es la Gravedad de la Tierra quien provoca la ilusión de que los cuerpos ejerzan un peso o una fuerza que en realidad no tienen.

En ausencia de una Gravedad mayor, la única fuerza que representa un cuerpo material es la fuerza de su propia Gravedad.

La fuerza de la Gravedad no puede ejercer carga ni presión hacia el exterior, no es una fuerza de carácter eléctrico, no es una fuerza positiva.

La fuerza de la Gravedad sólo puede ejercer hacia sí misma, hacia el interior del cuerpo material, es una fuerza atractiva, una fuerza magnética, una fuerza negativa.

Es por tanto del todo imposible que la materia pueda ejercer carga o presión sobre otro cuerpo.

Tal carga, tal presión es una ilusión de la Gravedad.

Un ejemplo:

Subidos a la rama de un árbol, no es el peso del cuerpo ni la fuerza que ejerce quien hace que la rama se incline.

Conviene reflexionarlo: No puede ser el peso del cuerpo, ya sabemos que la materia no pesa ni ejerce fuerza por sí misma. Tampoco puede ser la Gravedad propia del cuerpo cuya fuerza es insignificante comparada con la Gravedad del Planeta.

Es la Gravedad y sólo la Gravedad del Planeta quien dobla la rama.

No hay razón para enseñar a los alumnos de secundaria a memorizar y calcular pesos y fuerzas que no existen. Cuando la única fuerza que existe en la materia “La Gravedad” aún representa un misterio por desvelar para la Ciencia.

La rama se inclina o se dobla porque ofrece resistencia a la fuerza de la Gravedad que atrae el cuerpo hacia el suelo. La Gravedad, sólo la Gravedad, se debe considerar.

También cabe preguntarse:
Si el peso es una ilusión fruto de la Gravedad. Si la materia no pesa en realidad.


¿Por qué cuando levanto sobre mi cabeza cierta cantidad de materia siento una carga sobre mí, una presión hacia abajo, “un peso que me puede aplastar y acabar con la ilusión de que la materia no pesa”?

Reflexión:

La materia que pones sobre tu cabeza no es quien ejerce la fuerza o la presión que sientes. Es cierto que la sensación de peso resulta tan real que hasta puede aplastarte, pero se debe a que te interpones entre la fuerza de la Gravedad del Planeta y la materia que atrae.

La materia sobre tu cabeza, por sí sola, no ejerce fuerza ni presión. Es la fuerza que la atrae, la única fuerza a considerar.

Al interponerte entre ambas estás actuando como la rama del árbol, ofreciendo resistencia.

Una vez que lo hemos comprendido, cabe considerar y reflexionar lo siguiente:

Parémonos a observar dos masas de diferente tamaño:

Por un lado, la Tierra y por otro, una pequeña cantidad de materia...

Son dos masas distintas que tiene cada una su propia Gravedad, una muy GRANDE y otra muy pequeña.
Ambas Gravedades son atractivas.

Ninguna de ellas sabe empujar; sólo saben atraer hacia sí mismas.


En ningún caso la Gravedad ejerce o empuja, es siempre atractiva. La Gravedad es una fuerza centrípeta, dirigida hacia sí misma, hacia su interior, hacia su centro. Es una fuerza magnética, negativa.

La Gravedad no es una fuerza “Física”, no requiere contacto físico para atraer desde la distancia.

Es una fuerza “seductora”, sólo sabe tirar hacia sí misma, sólo sabe recibir, tomar, apropiarse.

Es una fuerza que siempre está pidiendo “Más y Más”, ¡Más Materia!

Cuando se trata de dar algo, de sí misma, la Gravedad no quiere ni oír hablar.
“Como le sucede a ciertas personas”



La Gravedad del Planeta y la Gravedad de la materia que atrae, solo ejercen fuerza hacia sí mismas. Nunca, en ninguna circunstancia, puede ejercer la Gravedad una fuerza hacia el exterior de sí misma. Esto sería una fuerza de empuje, repulsiva, es decir, una fuerza centrífuga, expansiva, eléctrica, positiva. Tal fuerza no tiene su origen en la materia, es opuesta a la Gravedad. Lo veremos cuando reflexionemos sobre la electricidad.
Por sí misma, la materia no puede ejercer carga ni presión, sobre nada ni sobre nadie.


Como conclusión:

Es imposible que la materia pueda ejercer peso o fuerza por sí misma, y más difícil que imposible es cuantificar estas magnitudes ilusorias en kilos o Newtons o medirlas con instrumentos mecánicos, como balanzas, dinamómetros o cualquier otro instrumento material.

La materia no ejerce fuerza sobre el suelo, salvo la suya propia, la de su propia Gravedad, que no se ejerce sobre el suelo sino hacia el interior de sí misma. Lo cual implica un principio de resistencia, un intento de resistirse a la atracción del Planeta.

¡Un momento! ¿Acaso estamos observando que las masas no se atraen siempre entre sí, como afirma La Ley de Gravitación?

Esta observación abre una nueva reflexión porque entra en contradicción con La Ley de La Gravitación Universal de Isaac Newton que establece:

“Todos los cuerpos se atraen entre sí con una fuerza directamente proporcional al producto de sus masas e inversamente proporcional al cuadrado de sus distancias”.

En realidad todas las masas son negativas, si bien es verdad que todas tiran hacia sí mismas, no es verdad que se atraen entre sí, no es verdad que ambas quieran aproximarse.

Lo cierto es que no quieren acercarse, ninguna de ellas inicia, por sí misma, un movimiento de aproximación hacia la otra. Sólo se aproximan cuando la fuerza de una es muy superior a la otra.

Lo que sucede en realidad es que la más fuerte conserva su posición y obliga a la más débil a moverse hacia ella.
Como una presa que se rinde ante su depredador.



Sin embargo, entre dos masas proporcionales, de similar fuerza, de similar Gravedad, ninguna de las dos tendrá suficiente fuerza para atraer a la otra y ambas mantendrán su posición y distancia, como dos fuerzas negativas que se respetan, que se repelen entre sí.
De modo que no está bien decir “las masas se atraen entre sí”.

Como no está bien decir que el depredador y su presa se atraen entre sí...

¡No es verdad!

Pero esto es entrar en otro debate.



Para terminar este que nos ocupa, vamos a reflexionar algunas razones que permiten afirmar que la famosa fórmula de Einstein que mide la cantidad de energía de una masa, multiplicando el valor de la masa (medido en kilos en una balanza) por el cuadrado de la velocidad de la luz.

Es decir “ E=m.c² ”. Es una broma de Albert Einstein que sus colegas científicos se han tomado demasiado en serio.

Para aclarar esta cuestión que la Ciencia Internacional defiende con tanto fervor. Empecemos por hacernos la siguiente pregunta:

Cuando ponemos cierta cantidad de materia sobre una balanza para “pesarla o medirla” en kilos...
¿Qué es lo que estamos pesando?

¿Las células, las moléculas, los átomos, las partículas...?

Todos juntos no pesan ni una millonésima de gramo.

¡No pesan nada!



En consecuencia, no se puede “pesar ni medir” el valor de la materia en kilos, sabiendo que son una ilusión producto de la Gravedad, ni medir la fuerza en Newtons que son obra y gracia de la misma Gravedad.

El propio Einstein afirmó públicamente que los kilos que mide la balanza son una ilusión provocada por la Gravedad. Siendo esta verdad irrefutable, resulta obvio que la mitad de la Fórmula es la mitad de una broma.

En cuanto a multiplicar los kilos ilusión por el cuadrado de la velocidad de la Luz, hay que considerar que el propio Einstein se había esforzado en demostrar que la velocidad máxima en el Universo es la velocidad de la luz. Resulta obvio también que la otra mitad de la fórmula es otra media broma y ambas mitades dan como resultado una broma entera.

Memorizar fórmulas sin pararse a reflexionarlas nos puede poner en un aprieto. Una fórmula nos puede parecer lógica y a la vez estar fuera de la realidad.

Los científicos se mueven fuera de la Realidad
desde que empezaron a pesar la materia.



La Ciencia hace estudiar a sus alumnos, enseñándoles intrincadas fórmulas de su propia invención para calcular pesos de todos los gustos con la mayor exactitud.
Pesos que el Universo no reconoce como propios.


El peso absoluto, el peso atómico, el peso bruto, el peso equivalente, el peso específico, el peso molecular, el peso neto y hasta el peso muerto.

¿Quién pesa más que la Ciencia?


Ya hemos dicho que todo esto de pesar sólo sirve para entretener y despistar.

Nos confunde y nos aleja a la hora de comprender la Verdad que es la GRAVEDAD.


Merece la pena reflexionar que el Universo no pesa ni un gramo.

Que toda la materia del Universo no ejerce ni una pizca de fuerza

ni presión hacia el exterior.



¿Qué es entonces la materia?


Este sí es un tema verdadero para la reflexión.

Daré algunos apuntes para reflexionar sobre la materia como despedida de esta entrevista.

La materia no representa sólo un cuerpo muerto, inerte.

La materia representa el reposo del movimiento.

¡La Memoria de la Luz!



Nada está inerte, nada está quieto o inmóvil en el Universo. Hasta la materia inerte está formada con la vibrante energía de las moléculas, los átomos y las partículas.

Cuanto más pequeñas son sus masas, más rápido es su movimiento y mayor su velocidad de renovación.

De instante en instante se renuevan las partículas más veloces que se ordenan entre sí para dar lugar a los átomos, como éstos se ordenan para dar lugar a las moléculas.

Todo el Universo está en constante renovación desde los cimientos más profundos de la materia.
Viajar al fondo de la materia es un viaje hacia atrás en el Tiempo del Universo.

El orden mismo de la materia representa el orden del Tiempo.


La materia no está para pesarla o medirla sino para reconocer el orden de su construcción.

Si toda la materia está ordenada en base a la misma energía, lo que cabe preguntarse y reflexionar es cómo se comprime y se materializa la energía en el orden debido para dar lugar a cualquier cuerpo material.

Es el orden de la energía quien da la identidad a una materia o a otra.

El propio Einstein afirmó que la materia representa energía y esto no es otra broma.


Por ello cabe preguntarse y reflexionar:

¿De qué naturaleza es la Energía Universal?


De ningún modo es suficiente explicar que la materia es energía acumulada, sin conocer su origen, su naturaleza y su propósito.

Aún más. El quid de la cuestión es ordenar la energía en las infinitas formas que adopta la materia en el Universo.

Hace falta mucho Tiempo, mucha Sabiduría...

El interés de la materia no reside en pesarla. Lo interesante es conocer el orden de la Energía, el orden que la identifica, el orden que la hace única.

Para las futuras generaciones resultará vital aprender cómo se ordena la Energía para dar lugar a un cuerpo material.
Es decir, el orden de su construcción.

EL TIEMPO PROPIO.




El Escriba.

En Tembleque, 19 de Octubre de 2013.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lícia



Cantidad de envíos : 713
Fecha de inscripción : 07/12/2008

MensajeTema: 1ª ENTREVISTA AL ESCRIBA - 3ª Pregunta y Respuesta LA PARTÍCULA ORIGINAL    Dom 24 Mayo 2015 - 14:17

antonioPJ escribió:
1ª ENTREVISTA AL ESCRIBA - 3ª Pregunta y Respuesta



Alfredo:

En tu libro se encuentra una explicación razonable sobre la realidad final del Universo que, me resulta lógica y maravillosa.

Sin embargo, sobre lo que sucede realmente al principio del Universo, en los instantes anteriores al Big-Bang, no encuentro lógica en la explicación científica más aceptada, acerca de una partícula de tamaño ínfimo y densidad infinita, que contiene toda la energía del Universo.

Esta partícula, conocida como el Bosón de Higgs o la partícula de Dios, produce una gigantesca explosión que da lugar al Universo, al nacimiento del Espacio y el Tiempo.

Partícula que produciría una gigantesca explosión que da lugar al Universo, al nacimiento del Espacio y el Tiempo. No le encuentro la lógica, no me cabe en la cabeza, que de la explosión de una partícula, por muy especial y densa que sea, surja casualmente, algo tan grandioso, perfecto y misterioso como el Universo, cuando vemos todos los días, que cualquier explosión solo causa destrucción y caos.
¿Puedes añadir algo más sobre lo que sucede realmente antes del Big-Bang?


EL Escriba:


Sí, he reflexionado acerca de ello.

Ya he explicado que para llenarse de saber nuevo,

hay que vaciarse primero del saber viejo.


Me quedé vacío al escribir “La Cuarta Dimensión”, pero el Tiempo me va llenando de nuevo y ya tengo algunas respuestas que estoy ordenando, para un futuro libro que complete el saber contenido en “La Cuarta Dimensión”.

Te puedo adelantar algunos detalles que puedes reflexionar.
El Universo no aparece en tres dimensiones tras una explosión repentina.

El Espacio y el Tiempo no nacen al unísono.

La realidad es mucho más compleja.


La Partícula original que da lugar al Universo, sí, es cierto que resulta ser de tamaño ínfimo, puesto que no tiene tres dimensiones ni dos ni siquiera una, no tiene masa especifica, no es material ni puede serlo, porque no existe Universo material antes que ella.

En cuanto a la afirmación de que la partícula tiene una densidad infinita, resulta ser del todo falsa. La partícula no contiene toda la energía del Universo, tal como lo entendemos, lo que en realidad contiene es
la MEMORIA de todo el Universo.


Esto es decir, que contiene el Orden de todos los instantes o movimientos, que el Universo sigue en su desarrollo, desde el primero al último instante del Tiempo.

Esta partícula no tiene densidad, no tiene ningún peso.

En realidad, la memoria no pesa, no ocupa espacio, no es de naturaleza magnética como el Espacio, sino que, resulta ser de naturaleza eléctrica como el Tiempo.
En realidad, la partícula tiene dos caras,

como el Universo que nace de ella.


Una de ellas es el Espacio, la realidad que podemos ver, la realidad en donde nos movemos y vivimos.

La otra cara es el Tiempo, la realidad que no podemos ver, la realidad que nos permite movernos y vivir.

El Espacio, la realidad que podemos ver es de naturaleza magnética,
mientras que el Tiempo, la realidad que no podemos ver, es de naturaleza eléctrica.

Todo cuanto existe en el Universo es de naturaleza electromagnética, es decir, está construido con magnetismo y electricidad, o dicho de otro modo, con Espacio y Tiempo. De modo que, tanto la partícula como el Universo son de naturaleza visible e invisible.
Esta partícula original se mueve a tal velocidad que

la velocidad de la Luz es, para ella, un frenazo brusco.


Tal velocidad origina las altísimas temperaturas que se producen en el instante del Universo, previo al Big-Bang.


De modo que, esta partícula que contiene la memoria del Universo, no estalla,

No produce una explosión incontrolada o controlada por la casualidad.


Lo que sucede realmente, no es una explosión,

sino una PROYECCIÓN de energía a velocidad instantánea,

que resulta ser una proyección ordenada de la Memoria de la partícula,

semejante a una proyección mental.


Además de memoria, la Partícula tiene Vida propia, porque proyecta su memoria multiplicándose a sí misma a tal velocidad, que parece una explosión instantánea de energía, cuando, en realidad, es una Proyección ordenada de todos los instantes del Tiempo Universal.
La realidad es que el Tiempo está proyectado en su totalidad,

antes de que el Espacio comience a materializarse.


A cámara lenta puede verse que la partícula, siendo Una, se desdobla en 2, 3, 4, 5, 6, 7… y se multiplica, apareciendo todas unidas, formando una línea de una sola dimensión, una dimensión lineal formada por partículas electromagnéticas, que se prolonga, trazando “el mapa” del Universo.

Te harás una idea aproximada de esto, si tratas de dibujar en un plano todos los movimientos necesarios para proyectar una casa, sin levantar el lápiz del papel, sin retroceder jamás.

La extensión de la línea de partículas da lugar a la 2ª Dimensión.

De modo que, antes que el Universo comience su materialización, se ve proyectado en 2 Dimensiones. Largo y ancho.

Así que, quien afirme que el Espacio y el Tiempo nacen a la vez, se confunde, porque la verdad es que primero aparece el Tiempo, antes que el Espacio.

Y el Espacio sólo podrá seguir los movimientos proyectados en el Tiempo.
De modo que nada es casualidad en el Universo.


El Tiempo aparece fijo, es como un camino de energía

y el Espacio se va moviendo, se va materializando

por este camino de partículas de dirección única, siempre hacia delante.


Este Plano Fundamental de Energía que,

de forma instantánea, surge de la Partícula Original,

traza un camino lineal de energía formado por partículas

unidas magnéticamente entre sí

y separadas eléctricamente de sus vecinas

formando un mar de Energía ordenada

donde cada partícula no puede sino permanecer fija en su lugar,

puesto que, un movimiento en ella,

provoca una reacción opuesta entre sus vecinas,

y entre ellas no cabe ni una más.


Este Plano de Energía ordenada, que forma la 1ª y 2ª Dimensión del Universo, es por donde se mueven las partículas con masa que aparecen después con movimiento propio, partículas electromagnéticas que se desplazan por el camino, interactuando con las partículas fijas que lo forman.
Lo cual explica el movimiento en zig-zag,

Que siguen las partículas de la Luz al desplazarse,

por lo que, erróneamente, se denomina “el vacío”.



No existe tal vacío;

hasta las partículas necesitan un camino para desplazarse.

Una partícula sola, no puede desplazarse si no interactúa con otras partículas

o con un camino formado por partículas.


Las primeras partículas que se mueven por este Plano de Energía Fundamental, que está fijo, y es en realidad el Tiempo Universal, son partículas de una sola dimensión, el largo, son las primeras especies del Universo, pues son seres vivos, y la Ciencia las llama Fotones.

Son distintas especies, que se distinguen por su longitud, siendo unas más cortas y otras más largas, como rayos minúsculos.

Tras ellas aparecen partículas más complejas, de 2 dimensiones, largo y ancho, y se distinguen por su tamaño y su velocidad.

La Ciencia las llama partículas virtuales o fantasmas y pueden moverse en las dos direcciones del Plano Fundamental, a lo largo y a lo ancho.

La partícula más grande que aparece en 2 dimensiones es el electrón.

Y tras ella, aparece la 1ª partícula de 3 dimensiones del Universo, conocida por la Ciencia como el átomo de Hidrogeno.
Fin de la respuesta.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lícia



Cantidad de envíos : 713
Fecha de inscripción : 07/12/2008

MensajeTema: 1ª ENTREVISTA AL ESCRIBA - 2ª Pregunta y Respuesta LA CRISIS    Dom 24 Mayo 2015 - 14:19

antonioPJ escribió:
1ª ENTREVISTA AL ESCRIBA - 2ª Pregunta y Respuesta :



Alfredo:

Otra cuestión que preocupa a los lectores de la CUARTA DIMENSIÓN es la crisis actual…
¿Cuánto tiempo habrá que esperar para que las cosas vuelvan a la normalidad?

EL Escriba:

Quien espere sentado la vuelta a la normalidad que ha marcado los últimos años se verá frustrado.

Los ideales que han forjado imperios, a lo largo de la historia han nacido y se han desarrollado para terminar por morir.

El comunismo igual que el capitalismo son ideales humanos condenados a morir, los últimos años de esplendor capitalista son la antesala de su hundimiento. El desorden causado en todos los planos de la naturaleza, el empobrecimiento de las especies, el derroche, el sobreendeudamiento, la escasez de recursos cada vez mayor y la necesidad de seguir derrochando, hacen imposible una salida en el tiempo. No hay, por tanto, futuro razonable si no renunciamos a lo innecesario y aprendemos a vivir con lo justo y necesario. Sólo así habrá para todos.

Pero no veo a la humanidad dispuesta para esta renuncia necesaria, es muy joven todavía y terminará aprendiendo una gran lección, dolorosa pero muy necesaria para la supervivencia de la especie. Un paso atrás de la humanidad hasta reencontrar nuestro lugar en la Naturaleza.

Endeudarse para el futuro sin conocer lo que nos depara el devenir es la forma más segura de comprometer nuestra libertad y nuestra capacidad de respuesta.

Ser libre implica estar libre de toda dependencia presente y futura. Hipotecando nuestro futuro para disfrutar más en el presente, comprometemos nuestra futura libertad y nuestro libre albedrío.

Se hace necesario recordar a los gobernantes que no estamos para servir a sus ideales, que no son elegidos para dictar leyes y obligarnos a cumplirlas si no son justas, y ninguna ley es justa si enriquece a una parte a costa de empobrecer a otra.
Toda ley impuesta ha de ser justa y necesaria para la mejor convivencia sin restringir o

recortar la libertad de todos y el libre albedrío individual

ni siquiera en nombre de la seguridad, porque ella, la seguridad,

siempre pide más y más,

y resulta que la seguridad total es un sueño imposible de alcanzar.

Gobernar no es dictar ni ordenar, sino estar alerta al devenir

para prever, inspirar y fortalecer, a todos por igual.



Fin de la respuesta.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lícia



Cantidad de envíos : 713
Fecha de inscripción : 07/12/2008

MensajeTema: 1ª ENTREVISTA AL ESCRIBA - 1ª Pregunta y Respuesta EL LIBRO DEFINITIVO   Dom 24 Mayo 2015 - 14:21

antonioPJ escribió:
1ª ENTREVISTA AL ESCRIBA - 1ª Pregunta y Respuesta





Alfredo:

Este libro tan difícil de resumir o sintetizar, porque en él todas las palabras están medidas, todas tienen su lugar y función precisas… ¿es producto de una revelación?
¿En qué circunstancias lo escribiste?...

El Escriba:

Más que un libro revelado, es un libro razonado, para hacer reflexionar a la especie humana acerca de su origen y su destino.

No es un libro dirigido a las almas jóvenes sedientas de sensaciones, emociones e ideales, es un libro dirigido a las almas más viejas, cansadas, agotadas y sedientas de tanto buscar la Verdad con mayúsculas, confundidas por la falta de sentido común que reina en la Humanidad, por su falta de coherencia, alejándose cada vez más de la naturaleza y las leyes que rigen su perfecta armonía, construyendo paraísos artificiales tratando de dar un sentido ideal a sus vidas, que se ven finalmente frustradas por el dolor, la vejez y la muerte.

No, no es un libro revelado o canalizado, lo escribí por propia voluntad, a razón de 8 horas diarias durante unos meses. Comprendo que te resulte difícil resumirlo porque la sabiduría, y este es libro de sabiduría, es ya en sí un resumen, una síntesis del conocimiento verdadero, mi propia síntesis de la verdad.

Mi propia búsqueda, toda una vida dedicada a la reflexión y a la comprobación.

En realidad, me siento un simple cultivador y de igual modo que al cultivador de trigo no suele faltarle trigo sembrando todos los años, yo he cultivado la sabiduría y con cada cosecha me enriquezco más y más.

He comprobado una y otra vez, a lo largo de los años, que enseñando lo que sé, a quien necesita saber, cosecho en mi interior un saber mayor. Pero que conste que esto hay que hacerlo con el mayor desinterés, porque quien siembra trigo tan sólo cuando le pagan un jornal no puede sentirse dueño de la cosecha.

Como hay que entregar semillas de trigo a la tierra para cosechar más trigo, igual rige la ley para tener conocimiento y saber. Hay que vaciarse en la necesidad del prójimo para verse lleno de nuevo.

De modo que, para que no nos falte inspiración propia hay que enseñar al que sabe menos que nosotros. Igual si queremos Amor, hay que empezar por sembrarlo haciendo felices a los demás. Nadie puede tener cosecha propia si no comienza por la siembra propia.
¡Hay que vaciarse para poder llenarse!

Es la LEY, con mayúsculas.


Fin de la respuesta.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
antonioPJ



Cantidad de envíos : 42
Fecha de inscripción : 20/05/2015

MensajeTema: Re: Mensajes de AntonioPJ y entrevistas a El Escriba   Dom 24 Mayo 2015 - 14:23

Como ya he dicho, toda verdad se puede razonar, si no, es falsedad (creencias ciegas).

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lícia



Cantidad de envíos : 713
Fecha de inscripción : 07/12/2008

MensajeTema: TRIGUEIRINHO - El miedo y lo que ocurre tras la muerte física   Dom 24 Mayo 2015 - 14:25

antonioPJ escribió:
EL MIEDO Y LO QUE OCURRE TRAS LA MUERTE FÍSICA

(Este texto fue elaborado con base en algunas palabras del “Glosario esotérico” de Trigueirinho).




El miedo viene de la influencia de ciertas fuerzas que actúan en los subniveles más densos del nivel astral terrestre.

Antes de continuar, como ejemplo y para que se perciba mejor lo que se entiende por nivel astral terrestre, veamos un pequeño resumen donde se muestra el esquema de los diversos niveles de conciencia.

Esquema

Se puede decir que la existencia está constituída por varios niveles, donde la Conciencia Única, más usualmente llamada Dios, se presenta en diferentes grados de vibración.

Cada nivel corresponde a leyes específicas y se subdividen en diferentes subniveles.

Un nivel es un mundo con sus habitantes, su vida, sus leyes de evolución y sus metas.

El ser se integra con esos mundos por medio de cuerpos o vehículos de expresión, constituidos, cada uno, por la sustancia del nivel en que se manifiesta.

El desenvolvimiento interno del ser, o el servicio que debe prestar, determina el nivel en que ese ser se polariza y manifiesta.

Desde el punto de vista de este sistema solar en su actual gran ciclo de manifestación, el nivel físico cósmico tiene 7 subniveles fundamentales, el astral cósmico se reparte en 5 subniveles y el mental cósmico en 3.

Por tanto, el miedo viene de la influencia de ciertas fuerzas que actúan en los subniveles más densos del nivel astral terrestre.

Así, en cuanto la persona se mantuviera polarizada en los planos materiales, permanecerá susceptible y abierta a la vivencia de ese sentimiento.

Como hablamos de planos materiales, antes de continuar analizando lo que es el miedo, conviene abordar lo que se entiende por materia:

En el sentido normal empleado en la enseñanza esotérica, materia designa el estado en que la energía es perceptible a los sentidos:

Comprende el “mundo material”, o sea, el nivel mental, el nivel astral (o emocional) y el físico con su doble etérico.

Por tanto, pensamientos y sentimientos pertenecen a este “mundo material”, compuesto por aquello que se designa por materia. Son ellos los que generan el miedo.

En tanto, independientemente de la definición que se le dé, la comprensión de lo que, de hecho, es la materia, viene de la comprensión de su esencia.
A través de los sentidos, el ser humano capta apenas una faceta de la realidad, ya que los sentidos se limitan a partes específicas de la vastísima gama de vibraciones, partes estas que son sobremanera estrechas comparadas con la totalidad de la existencia.

Las impresiones percibidas por los sentidos son transmitidas a la mente y en ellas son compuestas las imágenes del llamado “mundo exterior”.

Lo que se tiene como materia concreta y mundo material es, en verdad, una imagen mental.

Todo el Cosmos proviene de la misma fuente – La Mente Única y está hecho, todo él, de la misma sustancia, la sustancia de esa mente, aunque evidentemente esa sustancia se plasme a través de una enorme gama de vibraciones. Por tanto, Todo es energía!

Así pues “el mundo es una apariencia, viéndose como un proceso, pero es real, si fuese encarado como una única sustancia… Cuando, finalmente, somos capaces de ver el espíritu en la materia y la materia en el espíritu, simultáneamente, se dice que percibimos lo interno.

Percibimos entonces que la Tierra, con su tono acastañado, cubierta por una capa verde y ondulándose por colinas y valles, no es una sustancia menos real que el Vacío, ni menos divina en esencia, a pesar de ser su forma tan sólo una imagen mental, pasajera.

Sentimos que es parte del misterioso Único, parte que, por la sabiduría, no puede ser separada de lo que la sustenta”.

Por tanto, volviendo al miedo, en cuanto la persona se mantiene polarizada en los planos materiales, permanece susceptible y abierta a la vivencia de ese sentimiento.

Los miedos subconscientes son más numerosos que los conscientes y están directa o indirectamente ligados al miedo a la muerte, a los apegos, a la incomprensión de la verdadera naturaleza del ser – que es inmortal - .

En los animales, el miedo presenta características diferentes de aquellas que se hacen notar en los seres humanos, ya que, en éstos, el miedo es aumentado por elementos psicológicos e imaginativos.

Como el miedo surge del envolvimiento con las fuerzas de la materia y sus ilusiones, el individuo unido a la propia esencia, nada teme.

Limitar la conciencia al ámbito personal, provoca la idea de poseer. Pero si la conciencia silenciara la voz de los apegos, de la curiosidad y del sentido de poseer, de hecho, nada habría de temer.

La psicología esotérica cita algunos miedos básicos del ser humano:

A) El miedo a la muerte.
B) El miedo al futuro.
C) El miedo al dolor.
D) El miedo al fracaso.

Veamos un poco más detalladamente cada uno de estos tipos de miedo básico:

A) El miedo a la muerte.

El miedo a la muerte es fruto de la ignorancia acerca del proceso de restitución de los cuerpos al depósito (reservorio) general de los átomos, en el término de cada encarnación.

Al fin y al cabo, la desencarnación es apenas el proceso a través del cual la conciencia del ser abandona los cuerpos temporales (el físico-etérico, el astral-emocional y el mental analítico) cada uno a su tiempo, para concentrarse en dimensiones suprafísicas, por un período más o menos prolongado.

Pero, acompañemos el camino que la conciencia hace, a partir del momento en que se retira del cuerpo físico:

A partir de la última respiración, la conciencia da inicio al momento de recogerse en sí misma, abandonando la red de éteres que mantenía al cuerpo físico integrado y vitalizado. Esta red de éteres, el cuerpo etérico, queda entonces deshabitada y lleva, normalmente, algunas horas para deshacerse.

A menos que el cuerpo físico sea incinerado, la tendencia de una conciencia menos evolucionada es permanecer en los alrededores de él. Esa conciencia ingresa entonces en una especie de sueño profundo, pues no está suficientemente madura para integrarse de modo lúcido en los niveles sutiles.

Ya el individuo de media evolución, experimenta, tras retirarse del cuerpo físico y del etérico, algo que se asemeja a un despertar de un rápido sueño y prosigue, en el plano siguiente, el astral, las experiencias y el ritmo de vida de su reciente encarnación. Las reacciones, sentimientos, deseos y envolvimientos con actos concretos son los mismos de antes. En esta fase, en general, él procura perpetuar situaciones vividas. Eso es posible hasta cierto punto, porque, como la materia del plano astral es fluída, fácilmente se es capaz de plasmar lo que es inducido por los deseos.

Tan verídicas pueden parecer tales creaciones, que muchos tardan en reconocer que desencarnaron y están ahora en otro plano.

Cuanto más egoísta fue un individuo, mayor fue su unión con el mundo concreto.

De este modo, prosigue experimentándose, en este plano astral-emocional, las sensaciones no siempre depuradas, que conoció y vivenció en la vida externa.

Vínculos sentimentales continúan existiendo, aunque en general no haya comunicación directa con las entidades que quedaron encarnadas. Figuras y situaciones por él son creadas, como vivencias nostálgicas.

Pasa un tiempo hasta que la conciencia consigue desprenderse de los hábitos adquiridos por la personalidad en su existencia física, los cuales no son más que escorias de una encarnación terminada.

Por vía de la atracción ejercida por el yo profundo, la conciencia se desliga finalmente del plano astral-emocional y pasa al plano mental.

En el plano mental entra en contacto con sus ideales y puede reconocer, en ese nivel, la energía paradisíaca que alimentó sus mejores pensamientos durante el paso por el mundo físico.

Mientras la conciencia está polarizada en el cuerpo mental, tiene dos tareas para cumplir, antes de recogerse a un nivel más interno:

La primera es disolver los sedimentos emocionales remanentes, lo que se consigue con el auxilio de energías que fluyen de sus núcleos más profundos;

La segunda tarea es destruir el propio cuerpo mental, usando el poder emanado de esos núcleos.

La etapa en el plano mental puede no ser duradera, pues el alma, dependiendo del nivel evolutivo y de la potencia interna que adquirió, comienza a recogerse en el propio centro y por un acto de voluntad, acaba por abandonar también el cuerpo mental.

Después de haber sido abandonado por la conciencia, este cuerpo mental, tal como sucedió con el cuerpo astral-emocional y el cuerpo etérico, acabará por desintegrarse.

Así, la conciencia, finalmente desprendida de los cuerpos externos, puede estabilizarse en su centro. A esta altura, lo que queda de la personalidad es una síntesis, una semilla guardada en la memoria sutil del individuo, la cual servirá para atraer la materia de los cuerpos que servirán para la encarnación siguiente.

Después de desencarnar del cuerpo físico y de haberse disuelto el cuerpo etérico; después de desocupar el cuerpo astral-emocional y el cuerpo mental, el ser de media evolución, ya completamente desencarnado, experimenta la vida del alma, en el nivel causal, donde va quedando cada vez más libre de las fuerzas de la materia.

Ya el ser más evolucionado, al desencarnar, puede liberarse fácilmente de los cuerpos de la personalidad y recogerse casi de inmediato en el alma o en núcleos aún más internos.

Así, liberado de las fuerzas materiales, continúa su aprendizaje y evolución en otras órbitas planetarias.

Para estas almas, que ya adquirieron un alto grado de lucidez, se abren posibilidades de desenvolvimiento en otras esferas de vida, desenvolvimientos que el mundo concreto no puede ofrecerles.

Podrá interactuar con la conciencia extraterrestre o con la intraterrena, lo que se reflejará de modo favorable en la formación de sus cuerpos futuros, en una encarnación posterior.

En general, el intervalo entre reencarnaciones fue siendo progresivamente reducido en esta humanidad, no sólo para proveer más oportunidades de evolución en los planos externos de la vida, como también para la disminución de la promiscuidad sexual, que atrajo para el mundo físico muchas almas, la mayoría de las cuales están básicamente mal preparadas.

Con la purificación de la superficie de la Tierra y la sutilización de todo el planeta, está habiendo una integración cada vez más amplia entre los diversos niveles de conciencia del ser humano.

Debemos resaltar que, en la actual etapa evolutiva de la humanidad terrestre, todo este proceso de desencarnación está siendo alterado y que, en la Tierra futura, nuevas oportunidades estarán disponibles.

En el ciclo venidero, la humanidad estará consciente de lo que ocurre entre las encarnaciones y redimensionará la vida material sobre una perspectiva más próxima de la realidad.

Por tanto, como podemos constatar analizando el trabajo de la conciencia para librarse de los varios cuerpos de la personalidad, no hay razón alguna para sentir miedo a la muerte. Y no hay razón para ese miedo, porque la muerte, como final de todo (y eso es lo que asusta a las personas), no existe!


Veamos ahora el segundo tipo de miedo básico:

B) El miedo al futuro.

El miedo al futuro se debe a la capacidad de anticipación de la mente, esa capacidad que tiene la posibilidad de transformarse en percepción intuitiva.

La intuición es la comprensión clara de un aspecto de la realidad, consecuencia del contacto entre la conciencia interna del individuo y su mundo abstracto.

Emerge sin que se eche mano del raciocinio e independiente de la actividad mental, la cual puede hasta crearle obstáculos.

La intuición se introduce en la mente y se imprime en el cerebro en el intervalo entre pensamientos. Cuanto mayor fuere ese intervalo, más nítida y completa será su captación.

Para que la intuición se desenvuelva, es importante que el individuo plasme las ideas de modo claro y coherente, estando consciente de su principio, medio y final… y después entregarlas, con desapego, a los propios núcleos internos. Así, el amor-sabiduría inherente a esos núcleos puede fluir con mayor libertad e impregnar los cuerpos externos, viniendo de ahí un nuevo equilibrio, el cual propicia la revelación de la intuición.

En este proceso, el factor Fe es esencial. Sin la Fe existente en el interior del ser, éste queda envuelto por cuestiones psicológicas e intelectuales y queda confinado a meras teorías.

La intuición es delicada, tenue y no se impone.

A veces, se hace presente, pero no llega a ser percibida o se esquiva o se intenta retenerla.

En general, no se le da importancia, por no corresponder a esquemas conocidos!

Aún con la práctica de abrirse a la intuición, su mecanismo se desenvuelve y poco a poco, prevalece sobre el pensamiento automatizado.

El escepticismo, la crítica, el orgullo, el autoritarismo, el disimulo, la complacencia con tendencias retrógradas de la personalidad y el descontrol en el uso de las palabras, entre otros factores, acostumbran a silenciar la voz de la intuición.

En ciertos casos, conceptos y fórmulas preestablecidas pueden ampliar las perspectivas de un individuo, sirviéndole de apoyo para el desenvolvimiento, pero no constituyen conocimiento genuino.

Como la intuición es universal y sintética, considera la realidad presente (única a cada instante), abarca la globalidad de las opciones envueltas y coloca detalle en el debido lugar.

Ella surge pronta, completa, sin elaboraciones previas y sin acarrear duda alguna.

Trigueirinho, en su libro "Paz interna en tiempos críticos" dice:

“Es simple: primero desapegaros de vuestras preferencias y expectativas.

Seguidamente, renunciad a todo lo que sea conseguir resultado, reconociendo la suprema sabiduría que rige todo. Luego, aquietaros y entregaros a esa sabiduría.”

Así que, hasta que la capacidad de anticipación de la mente no se transforme en intuición, la mente proyecta sobre el presente ansiedades, imaginaciones y añoranzas.

Emanaciones del psiquismo colectivo también pueden ser incorporadas por el individuo, tomadas como suyos y pasar a formar parte de su aura sensitiva.

Así, él tiene aprehensiones y sentimientos no originados en sí mismo.

Por consiguiente, no hay que tener miedo al futuro. Para eso, basta entregar las riendas del ser externo a las fuerzas sutiles de los niveles internos, con la certeza de que lo que ocurra podrá no ser aquello que queríamos, pero es, con certeza, algo que necesitamos para continuar evolucionando.

Abordamos ahora el tercer tipo de miedo básico:

C) El miedo al dolor.

El miedo al dolor físico viene de registros de experiencias del pasado, de esta o de otra encarnación, las cuales están grabadas en el subconsciente. Este tipo de miedo puede emerger de modo claro, o actuar subliminalmente.

Se dice que muchas dolencias se agravan por medio de ese miedo.

El dolor también puede venir de la sensibilidad a los estímulos del mundo formal y es más agudo cuando el individuo está más identificado con los cuerpos materiales.

Al desidentificarse de esos cuerpos, percibe el dolor sin la connotación que poseía y puede entonces comprenderlo como parte de la materia y como una cosa inherente al karma planetario. Conseguida esa claridad, aunque sus cuerpos puedan sufrir, la conciencia, consciente de su realidad inmortal, permanecerá intocada.

Eso trae al ser humano una nueva relación con acontecimientos antes considerados adversos, lo que es positivo. Le trae también mayor capacidad de servir, sobre todo en estos tiempos de purificación intensa.

Adquirida esa especie de dominio sobre sí mismo, se transciende el sentido negativo del dolor y se puede recibir de él enseñanzas.

Los seres humanos acostumbran a prolongar el dolor por estar apegados al mundo externo y por no entregarse al movimiento de la propia esencia. Todo sería diferente si comprendiésemos que el dolor tiene funciones espirituales, morales y físicas… y que por medio de él, se evita la total sumisión a las fuerzas de la materia.

Además, el dolor y éxtasis son aspectos extremos de una misma realidad; son instrumentos para que la ley creadora se revele a quien se deja tocar por su infinito amor.

El ser humano que se una a los núcleos de conciencia profundos, constatará que aquel que sufre no es él, sino una parte de su ser que se resiste a la transformación.

Finalmente, extendámonos un poco sobre el último tipo de miedo básico:

D) El miedo al fracaso.

Este tipo básico de miedo resulta de la necesidad de autoafirmación de la personalidad.

La personalidad no es más que un conjunto de fuerzas, facultades y energías de los niveles psíquicos del ser humano, que son la materia de los cuerpos mental, astral (o emocional) y el físico-etérico.

Resulta de toda la experiencia del alma sobre la Tierra.

Cuando el pensar, el sentir y el actuar están unidos y en armonía, orientados para la misma meta, se dice que la personalidad está integrada.

Al principio, la personalidad es conducida por el ego. Luego, poco a poco, el alma va adquiriendo el control sobre ella, hasta que, al absorber el albedrío del ego, toma la personalidad por entero. A partir de aquí la personalidad deja de tener comportamiento autónomo y pasa a ser usada como vehículo de expresión del alma en el mundo material.

La evolución superior del individuo no se mide prioritariamente por su personalidad, sino por la esencia de su ser y por el servicio que realiza.

Para unirse, por completo, a las leyes suprafísicas, es necesario que la personalidad no llame la atención sobre sí y esté en sintonía con el centro de la conciencia.

La personalidad desaparece cuando es impregnada por el alma, pues el individuo comprende entonces, por experiencia directa, que todo lo que de positivo y correcto realiza, en verdad, es realizado por energías internas, superiores, apenas por intermedio de él.

Ya los hechos inadecuados son los realizados humanamente.

Ese reconocimiento trae paz al yo consciente y profundiza su entrega al yo profundo.

Es el requisito para trascender el ego.

Por tanto, por esto se prueba que tampoco hay que tener miedo al fracaso.

Continuando el análisis de esta cuestión tan preocupante del miedo, quisiéramos incluir algunas palabras del doctor José María Campos, extraídas de su libro “Curas por la química oculta”. Dice:

“El miedo es un estado profundamente instalado en la conciencia del cuerpo físico del hombre.

Esa conciencia teme la desintegración debido a las experiencias del individuo a lo largo de sus encarnaciones, experiencias que fueron siendo registradas como un patrón vibratorio de gran densidad y al mismo tiempo, de gran poder de inercia.

Vivencias marcadas debido a la acción poderosa de cataclismos naturales, muertes violentas provocadas por el fuego, por el agua y por representantes del reino animal, así como también hambre, pestes, mutilaciones, tensiones sobre-humanas, entre tantas otras condiciones, que introdujeron sus vibraciones hasta el nivel atómico del cuerpo físico influenciando parte de su estructura genética y perpetuándose.

Con la creciente compactación de la materia terrestre, ese estado se fue solidificando.

La sabiduría del mundo interno va, en la medida de lo posible, liberando tales condensaciones, mientras aguarda oportunidades más adecuadas para su transmutación.

Eso ocurre casi siempre en la esfera inconsciente, con la cual el individuo no se comunica, ni debe comunicarse de modo directo.

Cuando la materia terrestre se encamina hacia estados más sutiles y como la estructura de los cuerpos de los seres humanos también se afloja, tales núcleos pueden emerger, en parte, en la conciencia externa del ser.

Cuando el individuo comienza a contactar, de forma más directa, con ese material, pasa a vivir momentos de gran angustia y desesperación, que alteran profundamente su estructura psíquica.

Ese estado puede agravarse aún más si él, por afinidad vibratoria, entra en sintonía con materiales semejantes, presente en la esfera psíquica del planeta.

Este cuadro, denominado “síndrome de pánico” por la medicina oficial, constituye una condición patológica cada vez más frecuente en los seres humanos.

La actuación de fuegos superiores es lo que puede disolver tales condensaciones.

La sintonía del individuo con niveles elevados de conciencia comienza a activar y a expandir en él el fuego de la compasión, de potente acción curativa.

Al olvidarse de sí e ir al encuentro de las necesidades de su entorno, va posibilitando que ese estado sea disuelto poco a poco y sustituído por las vibraciones sutiles de los mundos superiores.”

Con la presente purificación por la que pasa todo planeta, la situación psíquica de la humanidad está cambiando.

Así, habiendo disposición en el individuo para transformarse según su realidad más profunda, el auxilio necesario surge y le conduce a un nuevo estado.


Personalmente, al ser aquí el tema que abordamos sobre el miedo,
quisiera añadir algunas palabras de Hermes Trimegisto, extraídas del libro de Trigueirinho “Un nuevo impulso astrológico”:

“Escuchadlo en vosotros mismos y vedlo en el infinito del espacio y del tiempo.
Allí rebota el canto de los astros, la voz de los números, la armonía de las esferas.
En cada sol un pensamiento de Dios y cada planeta un modo de pensamiento.
Es para conocer el pensamiento de Dios.
Oh, almas!, que descendéis y subís penosamente el camino de 7 planetas y de sus 7 cielos.
¿Qué hacen los astros? ¿Qué dicen los números? ¿Qué cuentan las esferas?
Oh, almas perdidas o salvadas, ellos dicen, cantan, cuentan… vuestros destinos!”


Vitorino de Sousa
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lícia



Cantidad de envíos : 713
Fecha de inscripción : 07/12/2008

MensajeTema: El Fenómeno de los CONTACTADOS    Dom 24 Mayo 2015 - 14:27

antonioPJ escribió:
EL FENÓMENO DE LOS CONTACTADOS


FUENTE INFORMATIVA:

Esther García Campayo.

Estudio comparativo de contactados actuales,
y enseñanzas de “El Escriba”
sobre el fenómeno del Contactismo.



A lo largo de la Historia, han sido frecuentes los casos en que algunos seres humanos, han asegurado ser testigos excepcionales o receptores de mensajes procedentes de otras realidades, de otras dimensiones de la realidad, que apunta a la posibilidad de que somos observados o tutelados, como Humanidad, por seres de nuestra misma procedencia pero, mucho más viejos, más sabios, habitantes de otros Universos, en la 4ª Dimensión.

Actualmente, este fenómeno de los contactados está entrando en una dinámica extraordinaria, en todo el planeta. Su auge viene acompañado por una urgencia de advertir a la Humanidad, que no estamos solos, que más allá de nuestro Universo hay otros Universos y otras Humanidades, nacidos antes que nosotros a una realidad en la que el tiempo no pasa, una realidad eterna, la 4ª Dimensión. Una realidad a la que va a nacer también nuestro Universo, cuando termine su expansión, el desarrollo final de sus tres dimensiones, su tiempo de gestación. O cuando alcance la octava vibratoria de la luz, como apuntan otras fuentes.

UN ACONTECIMIENTO EN SUMA, ÚNICO, TRASCENDENTAL, MARAVILLOSO PARA TODOS NOSOTROS, PORQUE SUPONE EL NACIMIENTO DE ESTA HUMANIDAD, DE ESTE UNIVERSO, A LA ETERNIDAD, LA 4ª DIMENSIÓN, EL REINO DE LOS CIELOS PROMETIDO POR EL HIJO DE DIOS.

La esencia de los mensajes revela que hay infinidad de Humanidades y cada una habita un Universo, como si de un cuerpo o morada propia se tratara.

Todos nosotros, como Humanidad que vive en un Universo en desarrollo, un Universo gestante, y las otras Humanidades, que viven en Universos ya desarrollados, ya finalizado su tiempo de gestación y nacidos a la 4ª Dimensión, somos hermanos, hijos del mismo y ÚNICO DIOS PADRE-MADRE, sólo que ellos nacieron antes a la Eternidad y nosotros estamos próximos a nacer a ella, como el miembro más joven de la gran familia de Dios.

Con gran humildad, mucho tacto y amor infinito, tratan de ayudarnos a nacer, advirtiéndonos, que EL UNIVERSO ES UN GRAN ORGANISMO VIVO Y NUESTRO PLANETA ES UN ÓRGANO DE ESTE SER, Y NOSOTROS, LA HUMANIDAD, SOMOS COMO LAS CÉLULAS DE ESTE ÓRGANO, que en lugar de obrar por la perfección y el buen funcionamiento del órgano a que pertenecen, están arruinando y desordenando su desarrollo natural.

Como miembro de la Familia universal, nuestros hermanos de Universos, nos miran con el amor y la esperanza de los hermanos mayores que esperan el nacimiento de un nuevo hermano y lo esperan perfecto, sin taras en su desarrollo natural. Pero están muy alarmados por nuestro comportamiento irresponsable para con todo lo que está bajo nuestra voluntad, la tierra, las plantas, los animales y nuestros propios hermanos más débiles e inocentes, pues de todo ello abusamos sin ningún pudor. De modo que su situación es un tanto alarmada y los tenemos muy preocupados y ocupados en observar nuestro desarrollo de modo parecido a como aquí vigilan los médicos el desarrollo de una criatura a punto de nacer a esta 3ª Dimensión. Teniendo medios, para solucionar todos nuestros problemas, no pueden hacerlo abiertamente, porque lo prohíbe la LEY, CON MAYÚSCULAS, no pueden intervenir, porque la Humanidad, como un niño ante de nacer, ha de alcanzar perfección por sí misma.

Pero tampoco se pueden quedar de brazos cruzados, cuando la criatura que va a nacer, ha desarrollado un cáncer en unos de sus órganos que pone en peligro su propia supervivencia.

Tratan de decirnos que el futuro es nuevo para nosotros, pero no para ellos, que ya conocen la concepción, el desarrollo y el nacimiento de un Universo, como nosotros conocemos el futuro desarrollo de un feto y cuándo será el tiempo de su nacimiento.

Tratan de decirnos que AÚN NO HEMOS NACIDO A LA REALIDAD ETERNA, “un lugar eternamente luminoso donde todos los cuerpos tienen su propia luz”.
Y YA TENEMOS A NUESTRA FAMILIA UNIVERSAL, “compuesta por infinidad de universos”, ALARMADA Y PREOCUPADA, entre la espada y la pared.

- La espada de la – NO INTERVENCIÓN – en el desarrollo natural de la Perfección.
- La pared de que si no intervienen tenemos pocas posibilidades de nacer bien.

Advierten, que nuestro comportamiento egoísta y destructivo, está bajando nuestras posibilidades de supervivencia para la hora del parto, y que llegada la hora del nacimiento Universal, nadie puede parar este proceso natural, que se sucederá, tanto da si la Humanidad está preparada o ajena a su propio nacimiento.

La labor del contactado es la de despertarnos de nuestros sueños habituales, para no perdernos de la realidad del tiempo, que se va sucediendo inexorable, hacia su final.

El contactado ha de cumplir la difícil misión de dar pautas de conducta, sin alterar ni condicionar un ápice el libre albedrío de todos los seres humanos, sin alterar ni condicionar su sagrada libertad.

Por ello, el contactado se encuentra también entra la espada de la verdad que ha reconocido, y la pared que pone el prójimo a toda verdad que no se parezca a su propia conveniencia.

Los contactados son personas normales, cualquiera puede convertirse en contactado, activo o pasivo:

- El activo. Es el llamado a testimoniar los mensajes o certezas que ha recibido, a veces acompañadas de ocasionales poderes curativos, en visiones de seres de luz, comunicaciones telepáticas, o contactos extraordinarios y continuados con seres, que se dicen procedentes de fuera de nuestro propio espacio-tiempo tridimensional.

- El pasivo. Es el testigo ocasional de avistamientos OVNIS, o experiencias similares, que llegan a marcar su retina y a impresionar su mente, pero de los que no pueden obtener mayor comprobación.

Es muy duro el oficio de contactado, porque han de defender la verdad aún no reconocida por la mayoría, a pesar de que en no pocos casos, a lo largo de la historia, han sido escuchados y su influencia ha sido considerable en el desarrollo de nuestra Humanidad. Pero, por principio, suelen ser rechazados y ridiculizados, por aquellos a quienes pretenden ayudar, hasta que llega el tiempo a darles la razón, o a quitársela, porque también entre los contactados hay verdaderos y falsos.
EL VERDADERO SE LIMITA A DAR SU TESTIMONIO.
EL FALSO PRETENDE GUIAR LAS VIDAS AJENAS.


El contactado fiel al mensaje, y humilde ante el poder que canaliza, es una bendición, y por contra, el infiel y pretencioso, puede resultar una maldición, torciendo el destino de unas personas y confundiendo el paso de otras.

Estudiando los mensajes podemos observar tres tipos de contactados, que responden a los tres niveles de la conciencia humana.
- El contactado sensacional – emocional.
- El contactado emocional – razonable.
- El contactado razonable – místico.


El contactado Sensacional – Emocional:

Suele ser personas humildes, sencillas, e inocente, de carácter bondadoso y poco instruidas en el saber.
Es el contactado que asegura ver seres de luz, que aparecen y desaparecen tras hablarles, son visiones sensacionales y emocionales que marcan sus sentidos y cambia profundamente sus vidas.
Sus mensajes son verdades simples y profundas a la vez, dirigidas a personas sencillas e inocentes, sensibles a la fe en Dios y a la esperanza de SU AMOR.

Estos mensajes, son en esencia, una llamada al arrepentimiento por las malas acciones de la Humanidad, y una convocatoria a la oración en plena naturaleza, “independientemente de las inclemencias del tiempo”.

En su contenido, los mensajes apuntan a la ruina y desorden que hemos causado en la Naturaleza, por causa del egoísmo y la ignorancia, llegando a reprochar la falta de Amor en la Humanidad, como un alejamiento de las enseñanzas del Hijo de Dios.

Este contactado cumple una función básica propiciando un cambio de costumbres sociales profundamente arraigadas, pues no manda construir altares a sus fieles, sino que los convoca para rezar en el campo, en plena naturaleza, tomando por altar el lugar indicado por el ser de luz, que suele ser un árbol.

La esencia de este mensaje interpretado en plena naturaleza, es que LA IGLESIA DE JESUCRISTO ES LA MADRE TERRENAL. Y LOS ÁNGELES DE ESTA IGLESIA SON EL SOL, LA TIERRA, EL AIRE Y EL AGUA.

Pero son pocos los que captan esta esencia, mientras la mayoría de los fieles se entregan a saquear las hojas del árbol, apagando la luz del altar, antes de volver a su hogar.

Este contactado convoca a rezar en el campo a las personas sencillas, capaces de sensibilizarse ante la fe del contactado y las nuevas obras, entre las que cabe el milagro, que le es dado realizar, porque al ser persona poco instruida, no sabe responder más allá de su testimonio, no sabe explicar el milagro. Careciendo de los conocimientos necesarios para razonar su experiencia, no representa mayor peligro de convertirse en guía de otras vidas, y su testimonio queda avalado por las personas que aseguran sentirse agradecidas por sus atenciones desinteresadas, porque eso sí, el verdadero contactado toma lo justo para vivir y su entrega al servicio del prójimo es un sacrificio que cumple gozoso, por sentirse inspirado por una voluntad mayor, para dar conocimiento o salud.


El contactado Emocional – Razonable:

Suele ser una persona respetable, instruida, con conocimientos y experiencia profesionales, que por su educación representa a una mayoría social. Y por cuya razón, sufre los miedos lógicos a ser rechazado o ridiculizado, al presentarse como portador de mensajes, o testigo de apariciones, que le invitan a despertar las conciencias dormidas de la Humanidad.

Superado el trauma de sentirse elegidos para ser apóstoles de la verdad, una vez aceptada su condición, con la humildad necesaria, porque de no ser así puede ser descontactado, este tipo de contactado, pasa gran parte de su tiempo canalizando información, que transcriben con mayor o menor acierto, limitados a expresarse según su compresión de los mensajes que reciben, pero la urgencia de los mismos, les hace saltar barreras para ponerse a dar, enseñar y conferenciar, haciendo labor de auténticos apóstoles, en medio de un ambiente indiferente cuando no hostil.

La esencia de su mensaje, muy abundante y de carácter Universal, es la misma en casi todos los contactados, apuntando a que vivimos tiempos extraordinarios, que se consumarán con el despertar a una nueva conciencia y a una nueva dimensión, abogando por una vuelta a los valores espirituales, por el respeto a la Naturaleza, la unidad familiar, el camino interior, el abandono del materialismo, el regreso al AMOR, al cultivo responsable de la tierra, la alimentación natural, la sabiduría… etc.

El mensaje apunta a que sobran razones para creer en esa realidad de la que ellos han sido testigos, y como prueba aportan sus escritos canalizados, que al ser dictados desde otra perspectiva de la realidad no siempre resulta fácil interpretarlos, por la diversidad de temas y por la abundancia de la información, de modo que hay que ser un verdadero experto, para separar el grano de la paja, para separar el mensaje, de las intenciones que van naciendo en el contactado.

Pero, si una se toma la molestia de estudiarlos en profundidad, los encuentra llenos de conocimiento, de verdades profundas y de lógicos razonamientos, aderezados con grandes dosis de Humor, Amor y Sabiduría.


El contactado Razonable – Místico:

Suele ser persona de más madura inteligencia, más despierto espiritualmente y menos propenso a la ilusión del pensamiento que la mayoría, pero de ningún modo inmune. Generalmente es un buscador de la verdad, está más capacitado para comprender la enseñanza que recibe y puede transmitirla con mayor fidelidad.

La esencia de su mensaje suele ser profética, ha visto parte del Plan de Dios para la Humanidad, con los sentidos del alma, y a menudo está arrebatado por el Amor y el Conocimiento, maravillado y deseoso de contribuir a tan Grandioso Plan.

Pero, poco a poco, va comprobando que su certeza no es compartida, que es muy difícil para las personas creer en lo que no han visto, y aún entre los que quieren creer, es muy difícil darles una compresión razonada de la verdad eterna, porque en realidad se necesita toda una eternidad para comprenderla, enseñarla y recrearla.

La esencia de su mensaje anuncia sin rodeos EL REGRESO DEL HIJO DE DIOS PARA JUZGAR A LA HUMANIDAD, la incorporación de la Humanidad a la Gran Familia Universal, la llegada de naves extraterrestres, “dejando claro que los extraterrestres de hoy son los ángeles de siempre”, y que debemos prepararnos para nacer a la 4ª Dimensión, el reino de la luz eterna, donde no existe la muerte y el tiempo no transcurre… para tan grandes sucesos debemos estar prevenidos, vienen a decir.

Este tipo de contactado es el que maneja la información de mayor calidad, porque necesita menos información para comprender, y los escritos que canaliza son brillantes, de gran altura intelectual y espiritual. Tanto, que los fieles quedan deslumbrados, y en lugar de servirse del conocimiento para mejorar sus vidas, ponen sus vidas al servicio del contactado, que difícilmente puede resistir la tentación de convertirse en guía, aunque luego no sepa hacia dónde dirigirlos y todos terminen desencantados.
------ 0 ------


La conclusión más notable, resultado de un estudio profundo y comparativo, de las obras y mensajes de contactados de diversos países, sin conexión aparente entre ellos, es que TODOS BEBEN DE UNA FUENTE ÚNICA, todos los mensajes responden a un mismo plan.

PREPARAR A LA HUMANIDAD PARA SU NACIMIENTO A LA 4ª DIMENSIÓN Y EL CONTACTO CON HUMANIDADES DE UNIVERSOS MAYORES, UNIVERSOS MÁS VIEJOS.

El cambio que empieza a vislumbrarse tiende a fortalecer la unión, la inteligencia, la toma de conciencia de que además de individuos aislados, somos partes de una realidad mayor, de la que no podemos prescindir. Un cambio que advierte a todas las sectas, partidos y religiones, que no pretendan salvarse solos, fuera de la UNIDAD, QUE ES LA HUMANIDAD.
LA HUMANIDAD ES UNA SOLA UNIDAD
Y NINGÚN ÓRGANO PUEDE NACER SEPARADO DE LA UNIDAD.


Reina una gran confusión en nuestra Humanidad, y la tarea del Contactado se hace más necesaria, porque ofrece su ayuda desinteresada con el único interés de ser útil al Plan de Dios.

El contactado que cumple fielmente su función, llenándose para poder vaciarse, es una bendición para todos, para los dormidos, para los que están aprendiendo a sujetar las riendas de su mente, y para los buscadores de la verdad.
Es una luz en medio de la oscuridad.

El estudio de la obra de un solo Contactado puede ser una curiosidad interesante, pero el estudio de la obra de muchos Contactados, DA LA CERTEZA que doy a conocer a lo largo de este articulo.

Comprendiendo que el Contactado es un mensajero, que no un guía, y que es tan humano como los demás y puede sentirse tentado a interpretar los mensajes según su propia conveniencia, puede observarse en este fenómeno del contactismo, que su manifestación sigue una coherencia, que no hace sino confirmar y probar su realidad.

No es un fenómeno para estudiar aislado, sino en su conjunto, en toda su manifestación, observando a cada Contactado como portador de una pieza de un rompecabezas mayor.

El Contactado sensacional–emocional cumple la función de llamar la atención sobre la verdad, en su forma natural más elemental; el Contactado emocional–razonable despierta el interés de debatir y razonar en busca de la verdad, y el Contactado razonable–místico, sabedor que la comprensión de la verdad es la culminación de un proceso natural de maduración, se pone a practicarla en su vida diaria y se convierte en un ejemplo a seguir.

Todos sirven a la misma verdad, cada uno hasta donde puede comprenderla, todos obran por un mismo fin, empleando cada uno sus propias herramientas naturales, que son sus manos, su corazón y su cabeza, puestas al servicio de la voluntad del Alma.
SÓLO SOMOS UNA VOLUNTAD. Y SI LA MENTE SE SIRVE DE NOSOTROS,
NOSOTROS, LA VOLUNTAD, NO PODEMOS SERVIR AL ALMA.



La mente y el Alma son dos señores con necesidades bien distintas, pues el uno vive para TOMAR y el otro para DAR, pero sólo el que vive para DAR, como hace cualquier frutal, se encuentra a sí mismo en la ETERNIDAD.

El Contactado ha de librar su propia lucha interior, entre la razón interesada de su mente y la razón desinteresada de su Alma, y no son pocos los que se dejan arrastrar por el afán de poder de la mente y la tentación del placer y la seguridad.
Por ello, es peligroso confundir a un Contactado con un GUÍA, cuando por principio, nadie puede guiar nuestras vidas, como nadie puede guiar a una semilla cuyo desarrollo está codificado en su propio interior.

Conviene por tanto, estar alerta, y tomar con precaución la información del Contactado, no sólo porque pueda ser un falso Contactado, sino porque puede ser auténtico y sincero y disponer de información veraz, que no puede comprender, pues dice lo que sabe, pero no sabe lo que dice, y todavía se encuentra mayor peligro en el Contactado que aún comprendiendo la información que recibe y siendo capaz de trasmitirla fielmente, confunde a sus fieles al ubicarla o destinarle un lugar en el tiempo para su cumplimiento, dando una fecha concreta.

Esto puede ser causa de suicidio entre sus fieles.
Conviene saber, para comprender las limitaciones del Contactado, que su visión, la visión profética, no es vista dentro de su contexto en el tiempo, sino aislada, de modo que pueden ver algo que puede suceder, pero no se les dice cuándo va a suceder, para evitar las consecuencias por el mal uso de tal información.

La visión profética causa tal impresión en el alma, que es fácil que haga al Contactado desconectarse un tanto del presente y sus deberes diarios, para ansiar acelerar el paso del tiempo y alcanzar cuanto antes su visión, llegando a presentar como inminente lo que está más lejos en el tiempo.

Claro ejemplo es el caso de los anunciantes del fin del mundo, que aún siendo verdad que hay un día marcado con este nombre, al final de los tiempos, son incontables las veces que se ha anunciado su final.

De modo que tener razón y tratar de anticiparla, imponiéndola antes de su tiempo, puede ser peor que no tenerla y, lo que se ha de decir para alertar, familiarizar, prevenir y evitar desorden, sea, por causa de la impaciencia, motivo de precipitación y desorden.

Algunos Contactados apresurados por ver cumplida su misión, olvidan, que la paciencia es la fuerza de Alma, y que la fuerza del Alma es su luz, y que no se puede tener mucha luz sin tener mucha paciencia, y que no podremos despertar a la realidad del Alma si no tenemos suficiente luz.
En lugar de informar a sus fieles para orientarlos, sin mayor intención, los ponen a trabajar para acelerar el cumplimiento de su visión, forzando una situación que perjudica a todos.

La labor del Contacto no es guiar a nadie, sino transmitir fielmente su mensaje, sin condicionar la sagrada libertad del prójimo, y seguir su camino de servicio compartiendo lo que recibe con el mayor desinterés. Sin tratar de precipitar su mensaje, ni abogar por su cumplimiento, limitándose tan sólo a divulgarlo para que resulte familiar, y prepare las conciencias para estar alertas a lo inesperado.

El Contactado que trata de imponer sus mensajes, sólo consigue el efecto contrario, provocando su rechazo.

Después de conocer tantos Contactados, tras haber leído la 4ª Dimensión estoy convencida, de que vamos a conocer un mundo nuevo, pero en ese mundo nuevo no hay lugar para el viejo, por tanto, no puede dar comienzo el mundo nuevo hasta que el mundo viejo alcance su muerte natural, su agotamiento, su colapso…

El nuevo mundo nacerá como nace un bebé, tras la muerte del viejo mundo, y como un bebé será recibida la nueva Humanidad, al nacer a la Eternidad, y el camino a seguir para el desarrollo del nuevo mundo, será mostrado paso a paso, empezando desde lo más sencillo, como en esta dimensión se empieza la educación del recién nacido.

Como un feto podría preguntarse antes de nacer… ¿Tendré padre? ¿Tendré madre? ¿Tendré familia?, así creemos que la Humanidad está sola, pero al nacer a la 4ª D., encontraremos a nuestra familia, pues en verdad tenemos PADRE–MADRE y también infinidad de hermanos mayores.

Ahora es el tiempo de despertar de los sueños propios de la mente, para conocer los grandes sucesos que aguardan a esta generación, es hora de conocer la realidad del Alma y su necesidad de LUZ, para nacer a la 4ª Dimensión Eterna.
NACER A LA 4ª D. ES ALCANZAR LA SALVACIÓN ETERNA
PRONUNCIADA POR LOS PROFETAS, ES NACER A LA UTOPÍA.

SI QUERÉIS SALVAROS, NO PENSÉIS EN SALVAROS SOLOS,
PORQUE NADIE SE SALVA A SÍ MISMO.


NO HAY OTRA FORMA DE SER SALVADO,
QUE OBRAR POR LA PERFECCIÓN DE LA UNIDAD,
QUE ES EL TODO.


Si queréis salvaros obrad por la salvación de los que saben menos y tienen menos que vosotros.
No obréis para tener más que lo necesitáis, obrad para que a nadie le falte lo necesario.

Todos y cada uno de los seres humanos son parte integral de la UNIDAD, todos y cada uno, han de contribuir con su fuerza y su saber, para evidenciar la perfección de la UNIDAD.
Como testigo de “El Escriba”, doy fe, que este es su ejemplo.
“La entrega desinteresada de su fuerza y su saber, por el Bien y la Armonía”.



El camino hacia la Perfección es camino de trabajo y desprendimiento, obrando como un frutal, que no se alimenta de sus propios frutos.

El camino de la Perfección, el de la salvación, y el camino interior, son un solo camino.

No es camino de santiguarse a cada paso, aunque nunca está de más, santiguarse; ni de ir invocando al Padre a cada tropiezo, aunque nunca está de más, alabarle; ni parar a cada momento para rezar, aunque nunca está de más, una oración.

Más bien pensad en cómo os gusta ser amados y respetados por vuestros hijos, y estaréis más cerca de la Voluntad del Padre–Madre y de lo que espera de sus hijos.

¿Qué padre no se complace con las obras buenas, verdaderas y útiles de sus hijos, y no se alegra cuando son trabajadores y generosos, y ve que piensan en los más pequeños, antes que en sí mismos, ante cualquier peligro?

¿Qué padre se sentirá complacido con hijos destructores, egoístas y cobardes, que pasan los días ociosos, derrochando, comiendo y bebiendo hasta enfermar, mientras obligan a trabajar a los más pequeños de entre sus hermanos?

No está de más, rezar para pedir, pero es mejor rezar para poder dar, y para poder dar, no basta con rezar, ¡hay que saber!, ¡hay que sembrar!, ¡hay que trabajar!, hay que entregarse a la verdad para poder descubrirse en la verdad, hay que descubrirse en la verdad para nacer a la Eternidad, la 4ª Dimensión.

Nacer a la 4ª Dimensión, significa el despertar en cada ser humano de una superconciencia en comunión con la Conciencia Universal, la Conciencia del Macro-Ser que es el Universo.

Al disfrutar esta Nueva Conciencia, todos podremos ver el Alma de todos, y el amor y el saber propio de cada uno, y ya nadie podrá engañar a nadie, ni vivir a costa de nadie, porque una sola LEY gobernará a todos por igual, una LEY VISIBLE, LEY de AMOR Y SABIDURÍA CUYA PERFECCIÓN ESTÁ A LA VISTA EN TODAS LAS ALMAS.

Confiad en la sabiduría del tiempo, porque su propósito es la perfección. Poned vuestras vidas a favor del tiempo, buscando la perfección en todos vuestros actos, palabras, e ideas, con la mayor simplicidad y economía de medios, compartiendo vuestro amor, que es vuestra fuerza, y vuestro saber, que es vuestro tiempo, para ser hermanos en la UNIDAD de la LUZ y la CONCIENCIA, predicando con vuestro ejemplo diario, la vida, dentro de la Ley y el Orden de Dios.

Es urgente que toda la Humanidad pueda conocer el Plan de Dios para con el Universo, para con la Humanidad, y para con cada uno de los seres humanos.
Toda la Humanidad ha de tomar conciencia del propósito de DIOS, de la infalibilidad de SU PLAN, y de su inevitable consumación, para decidir con entera libertad si se ponen bajo su Ley y su Orden.

Los que saben más, son los que han de enseñar más, y los que saben menos, son los que han de aprender más, porque la Humanidad no puede nacer como LA UNIDAD QUE ES, si cada uno se guarda lo que sabe y se encierra con lo que tiene, en sí mismo o en su grupo, pretendiendo su propia salvación.
Nadie se salva solo.
Sólo DANDO, llegaréis y recibiréis.
Sólo ENSEÑANDO, llegaréis y sabréis.
Sólo sabiendo quién sois, lo recibiréis todo.

EL CAMINO HASTA LA SALVACIÓN
ES CAMINO DE TRABAJO Y ORACIÓN,
PERO MUCHO MÁS DE TRABAJO QUE DE ORACIÓN.





Tembleque, mayo 1997.
Esther, la voz de “El Escriba”.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
antonioPJ



Cantidad de envíos : 42
Fecha de inscripción : 20/05/2015

MensajeTema: Re: Mensajes de AntonioPJ y entrevistas a El Escriba   Dom 24 Mayo 2015 - 14:29

Veo que me los borran y pasan a un mismo post "a granel", ahi os dejo mi participación.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lícia



Cantidad de envíos : 713
Fecha de inscripción : 07/12/2008

MensajeTema: CONTACTADOS - Carta aclaratoria    Dom 24 Mayo 2015 - 14:30

antonioPJ escribió:
CONTACTADOS – Carta aclaratoria (27/08/2012)


Últimamente los mensajes de los contactados afirman que la llegada a la 5ª DIMENSIÓN es inminente. Esto, como ya sabéis es un grave error. Esta carta aclaratoria para una lectora os puede venir bien, tal cual me la envían así os la transmito:


“Salud Conchín!

Qué alegría recibir tus noticias, nos anima saber que sigues adelante, luchando, entregando, dando lo mejor de ti misma, tú sí que sabes aprovechar el tiempo, cada día eres más fuerte y más sabia.

Hemos leído los escritos, el contacto es bueno y la información sensata, merece la pena ser leídos.

El protector de Carol sabe muy bien lo que dice y a quién se lo dice, todos somos hermanos en el Alma y es deber del hermano mayor inspirar y fortalecer al hermano menor.

Después de reflexionar lo leído, me parece necesario que hables con la hermana Carol y le des una visión más amplia de la realidad a la que vamos a nacer.

La Quinta Dimensión, es la dimensión del Espíritu y para llegar hasta ella, hay que recorrer primero la Eternidad, que es la Cuarta Dimensión, la dimensión propia del Alma, recuerda que nuestro Universo, TODO nuestro universo, incluido el planeta tierra está en expansión, en crecimiento, ¿para qué está creciendo? Ya lo sabes para convertirse en el cielo, el Cielo propio de esta humanidad.

Una vez que termine su tiempo de crecimiento, su tiempo de gestación, todo el universo entero se encenderá, se iluminará, cobrará su luz verdadera, despertando a su cuarta dimensión, EL CIELO, y al unísono toda la humanidad se encenderá, se iluminará, despertando así a su cuarta dimensión, EL ALMA, descubriendo que todos y cada uno de ellos son almas, Almas hechas de luz y color que son el amor y el saber que cada uno con su entrega de fuerza y de tiempo han dado por propia voluntad, aquí en este mundo que es la tercera dimensión. Así que como ya sabes está la cuarta dimensión del universo, que es el cielo, la cuarta dimensión del ser humano que es el alma y la cuarta dimensión donde nacen los universos que ya han completado su tiempo de gestación que es la Eternidad.

Como podrás comprender para unificarnos en espíritu y entrar en la Quinta Dimensión primero hay que recorrer la Cuarta Dimensión que es la Eternidad, ahí es donde nos aguarda todo el trabajo del que os hablan los hermanos mayores, no vayas a pensar que el planeta se sana solo, No NO, el planeta lo tenemos que sanar nosotros, devolviendo todo lo robado y limpiando todo lo ensuciado y más aún debemos conquistar todo el Universo entero es así como nuestra alma irá sumando la luz y los colores propios del Espíritu y no antes. Es allí en la Cuarta Dimensión donde viven los hermanos que ya han nacido y que aguardan nuestro nacimiento, al igual que aquí el hermano mayor recibe a su hermano pequeño, para instruirle y darle ejemplo.

Así pues nos dirigimos a la CUARTA DIMENSIÓN, LA ETERNIDAD y debemos prepararnos para el gran parto universal, ya sabes que allí no puede entrar ni falsedad ni oscuridad ni muerte. Toda la Unidad que es la Humanidad, debe prepararse para el parto. Leed al Escriba, estudiad sus obras.”


Un fuerte abrazo.

Esther “la Voz del Escriba
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lícia



Cantidad de envíos : 713
Fecha de inscripción : 07/12/2008

MensajeTema: Re: El Fenómeno de los CONTACTADOS    Dom 24 Mayo 2015 - 14:31

Admin escribió:
HOLA ANTONIO ¿ESTO ES TUYO O DE ALGUIEN MAS???. ¿CREES EN ETS BUENITICOS?? ¿PIENSAS QUE ES UNA BENDICION SER CONTACTADO?? ¿CREES QUE UN CONTACTADO ES UN SER ELEGIDO?????
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lícia



Cantidad de envíos : 713
Fecha de inscripción : 07/12/2008

MensajeTema: Re: El Fenómeno de los CONTACTADOS    Dom 24 Mayo 2015 - 14:32

antonioPJ escribió:
Hola Admin., es de mi maestro (no digo que espiritual porque también tiene respuestas para los problemas materiales), y lo que destaco de él es que todo te lo da razonado, aunque a veces hace falta cambiar la limitada perspectiva que tenemos por manipulación y comenzar a razonar edificando una Educación (conocimiento de la verdad) desde cero.

Creo que la intención de los ETs es buena, para bien, creativa, aunque algunos métodos no entren dentro de nuestra lógica formal. Por otro lado hay mucha desinformación porque el día que haya un contacto directo masivo y estemos suficientemente civilizados para ello, para empezar caería La Bolsa, cosa que no interesa a los controladores.

Tampoco confundamos a los auténticos "ETs" (Hermanos Mayores) con las Entidades (Almas a oscuras).

Porque no todas las almas eligen ir hacia la luz, y es cuestión de tiempo pero mientras tanto molestan (tientan) con frecuencia.

Un contactado ha sido elegido respetando su libre albedrío, para transmitir un Mensaje, aunque no está a la altura del Mensaje (no lo tiene encarnado), y eso le diferencia de un auténtico Enviado (Avatara, maestro), que da la palabra avalandola con su ejemplo de vida.

Recibir un Mensaje procedente de la luz (cuyo "sello de identidad" es aportar SIEMPRE una Revelación), es siempre una bendición. Quien lo ha recibido podemos decir entonces para darnos a entender, que "ha sido bendecido", y al transmitirlo "bendice" (ilumina) a quien está abierto a recibirlo.

Pero la mayor Bendición es tener un maestro cerca, y sobre todo si es la mayor luz sobre la Tierra, en esta época de tanta oscuridad o "de Juicio Final".

Pregunta lo que quieras, eso demuestra que tienes inquietudes y no un "muerto antes de tiempo".

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lícia



Cantidad de envíos : 713
Fecha de inscripción : 07/12/2008

MensajeTema: Re: El Fenómeno de los CONTACTADOS   Dom 24 Mayo 2015 - 14:33

Admin escribió:
HOLA, LO QUE PASA ANTONIO ES QUE YO NO CREO EN MAESTROS, TAMPOCO EN SERES SUPERIORES NI EN ETS BUENITICOS. ESTAMOS PRESOS EN DIFERENTES MATRIX, HOLOGRAMAS Y LOS ETS SON NUESTROS CARCELEROS. OLVIDAMOS QUE Y QUIENES SOMOS Y ESO NOS PONE EN DESVENTAJA PERO NO NOS QUITA LO QUE REALMENTE SOMOS. NECESITAMOS RECUPERAR NUESTRA MEMORIA COSMICA Y ASI, DEJARIAMOS DE SER VULNERABLES
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lícia



Cantidad de envíos : 713
Fecha de inscripción : 07/12/2008

MensajeTema: Re: El Fenómeno de los CONTACTADOS    Dom 24 Mayo 2015 - 14:34

Lícia escribió:
Exacto Cleo. De acuerdo contigo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lícia



Cantidad de envíos : 713
Fecha de inscripción : 07/12/2008

MensajeTema: El Fenómeno de los CONTACTADOS    Dom 24 Mayo 2015 - 14:35

antonioPJ escribió:
No es cuestión de creer y sí de discernir, no pretendo creer ni ser creído, pero estoy dispuesto a razonar y aprender del más coherente, del más inteligente.

Si un arquitecto proyecta con su mente un edificio o un universo, le doy el beneficio de la duda para que me razone si es eso posible. Porque las Leyes Universales no se las salta ni Dios.

No me sirve que me cambien unas creencias por otras, porque eso no alimenta a nadie. Toda verdad se puede razonar y el primer paso es la Paciencia, el segundo es el Discernimiento.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lícia



Cantidad de envíos : 713
Fecha de inscripción : 07/12/2008

MensajeTema: Re: El Fenómeno de los CONTACTADOS   Dom 24 Mayo 2015 - 14:37

antonioPJ escribió:
Me preguntas si creo y luego me respondes que no crees, y no me preguntas en qué me fundamento para responderte a nivel de "creencias".

Si no "crees" en la posibilidad de que existan maestros entonces no estás abierto a aprender. Si no "crees" en la posibilidad de la existencia de seres superiores, entonces no estás dispuesto a superarte para llegar a ese nivel superior.

El fenómeno Matrix:

http://masalladenuestroorig.forosactivos.net/t1366-el-fenomeno-matrix
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lícia



Cantidad de envíos : 713
Fecha de inscripción : 07/12/2008

MensajeTema: Re: El Fenómeno de los CONTACTADOS   Dom 24 Mayo 2015 - 14:37

Admin escribió:
NO, NO CREO EN MAESTROS, DIOS NI SERES SUPERIORES A NOSOTROS. YO CREO EN QUE NOSOTROS PODEMOS RECORDAR QUE Y QUIENES SOMOS Y ENTONCES PODER ASUMIRNOS Y ASUMIR LO QUE QUEREMOS HACER, TRABAJAR PARA ELLO. CREO QUE DESVIVIMOS EN VEZ DE VIVIR GRACIAS A LAS DIFERENTES MATRIX EN DONDE NOS ENCONTRAMOS, GRACIAS A LAS PROYECCIONES HOLOGRAFICAS QUE NOS IMPLANTAN PARA MANIPULARNOS Y MANTENERNOS ENTRETENIDOS PARA QUE NO NOS HAGAMOS CONSCIENTES DE LA REALIDAD, PARA QUE SIGAMOS SIENDO ESCLAVOS Y QUE BUSQUEMOS EN OTROS Y NO EN NOSOTROS. TODOS TENEMOS UN ARCHIVO DE MEMORIA, UN ADN COSMICO Y ALLI ESTAN LAS RESPUESTAS PERO A LOS ETS, NO LES INTERESA QUE RECORDEMOS YA QUE NO PODRIAN ALIMENTARSE DE NOSOTROS, DE LOS MIEDOS Y FALSAS MEMORIAS QUE NOS IMPLANTARON. SI UNO COMIENZA A BUSCAR, A DESPERTAR ESA MEMORIA, VAN LLEGANDO LAS HERRAMIENTAS SIN NECESIDAD DE MAESTROS, RELIGIONES, FALSOS DIOSES NI DE CREER EN ETS BUENITICOS.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lícia



Cantidad de envíos : 713
Fecha de inscripción : 07/12/2008

MensajeTema: Re: El Fenómeno de los CONTACTADOS    Dom 24 Mayo 2015 - 14:38

antonioPJ escribió:

No culpes a ETs en los que por otro lado no crees, de ser esclavo. pero no esclavo de cosas como hologramas ni implantes ni cosas más allá de esta realidad, no... La mayor parte de la Humanidad es esclava pero de su propia trampa (presenta síntomas de locura): sexo, alcohol, drogas, dinero, fútbol, alimentación cárnica, etc...

Vivir sin matar, ni robar, ni mentir, no es fácil, requiere mucho saber.
El despertar vendrá gradualmente según los propios merecimientos.

cheers
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lícia



Cantidad de envíos : 713
Fecha de inscripción : 07/12/2008

MensajeTema: ÉNFASIS (por EL ESCRIBA)   Dom 24 Mayo 2015 - 14:44

antonioPJ escribió:



ÉNFASIS

(por EL ESCRIBA)


La Humanidad debe ser informada de que va a vivir un Tiempo Extraordinario y no se está preparando para afrontarlo.

Algo inimaginable por la propia Humanidad se nos acerca por el Tiempo.

Para resumirlo, no estamos ante una crisis económica mundial con efectos pasajeros. Esto es un sueño, un deseo que no se corresponde con la Realidad.

El hecho de que la Ciencia todavía no conozca la naturaleza del Tiempo, la Realidad que es el Tiempo, La Cuarta Dimensión, hará que todo resulte más difícil.

La Humanidad no debe gastar sus últimas energías para intentar recuperar la fantasía política del Estado de Bienestar.

Tal cosa no será posible, lo iremos perdiendo todo cada vez a mayor velocidad.

Intentar recuperarlo será inútil y nos dejará sin fuerzas para enfrentarnos al verdadero problema.
¡SOBREVIVIR COMO HUMANIDAD!


La cuestión a reflexionar es que la Razón Humana no podrá sobrevivir si no se pone detrás de la Voluntad. El porqué de esta cuestión ya está razonado anteriormente y sólo falta estudiarlo.

Quienes no lo han hecho aún que se apresuren. Pero que conste que no he dicho leer, he dicho estudiar.

Para entender los sucesos que llegan por el Tiempo hay que entender antes la Realidad que es el Universo y esto también resulta necesario para entender la Realidad que somos nosotros mismos y la Realidad de todas las cosas.

Estad atentos:

La energía que aún guarda el Planeta la necesita para sus propios procesos vitales.

La riqueza que aún conserva La Tierra, su riqueza Natural, Eléctrica, Viva, no es para la Humanidad.


La fuerza que la Humanidad ha tomado hasta ahora de la Naturaleza, de la Madre Terrenal, tendrá que aprender a sacarla de su Voluntad.

No de la Voluntad de la Madre Terrenal sino de la Voluntad de la Humanidad.

Los que ya tienen cierta idea de lo que es el Tiempo son los únicos que comprenderán el alcance de lo que escribo:

El Tiempo de la siembra se ha terminado. La Humanidad ya no puede seguir huyendo hacia delante, ya no queda Espacio para huir.

La Humanidad ya no se verá libre para continuar con su derroche Electromagnético, su derroche de Tiempo.

El Tiempo que nos queda, de futuro, ya no es Tiempo de siembra libre, sino de cosecha obligatoria.

Vivimos Tiempos de Ruina y Desorden que nos serán familiares porque los ha causado la propia Humanidad y nosotros mismos.

Si entendemos la Ley de Causa y Efecto, entenderemos que hay un Tiempo para la Causa y otro para el Efecto.

Como hay un tiempo para la siembra y otro para la cosecha.

Para no estar del todo desprevenidos, la Humanidad debe saber que la Expansión del Universo se está acelerando a la velocidad que se van a ir acelerando las dificultades para la Humanidad.

También será necesario advertir para prevenir del peligro de una mayor división en la Humanidad, entre la Razón y la Voluntad, esto es, entre los que quieren seguir disfrutando privilegios y los que ya no puede soportar mayor carga.

Si no entendemos lo que sucede, por qué y para qué sucede, no sabremos cómo reaccionar.

El Tiempo dado, está sobrepasado y la Humanidad no tiene suficiente orden Eléctrico. No tiene suficiente Amor ni suficiente Sabiduría, pero lo que más le falta ahora es Sabiduría.

Si la Humanidad no toma Conciencia de su Unidad, se romperá en mil pedazos antes de nacer.

Comprended los más adelantados que como un niño no puede nacer a este mundo con todos sus órganos separados, enfrentados. Tampoco puede nacer la Humanidad, la Especie Humana, si no llega como una sola Unidad, un Solo Cuerpo, a la Cuarta Dimensión.





EL ESCRIBA ha dado estas instrucciones…


Hay que tener bien claro que:


"LO QUE VIENE ES:

EL HUNDIMIENTO DE LA SEGURIDAD

LAS TRIBULACIONES

Y DESPUÉS DE TODO ESO LA CUARTA."



P.D.: O sea, como una peli de terror, pero con final feliz.
[/center]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lícia



Cantidad de envíos : 713
Fecha de inscripción : 07/12/2008

MensajeTema: ORGANIGRAMA Saber Hacer - De comprar para tirar a saber hacer para enseñar    Dom 24 Mayo 2015 - 14:46

antonioPJ escribió:
ORGANIGRAMA "Saber Hacer": De "comprar para tirar" a "saber hacer para enseñar"






ORGANIGRAMA procedente de EL DIARIO DEL ESCRIBA


La solución a la crisis social: de valores y económica. Independiente del dinero, para que a nadie le falte de nada, ni sea más que nadie.


El "ORGANIGRAMA - Saber Hacer", es un hecho, es la utopía hecha realidad e independiente del gobierno del país, aunque los políticos están invitados a doblar sus rodillas y dejar los papeles y discursos en casa… también los militares están invitados a dejar sus armas y sustituirlas por herramientas del campo agrícola.
"Cuando reina la virtud, los caballos de la guerra aran los campos" (Tao Te King)


Namasté!!!


Todo lo que no pase por intentar independizarse del dinero,
es abrillantar las cadenas de la esclavitud.


COMPRENDER ES COMPARTIR.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Mensajes de AntonioPJ y entrevistas a El Escriba   Hoy a las 21:17

Volver arriba Ir abajo
 
Mensajes de AntonioPJ y entrevistas a El Escriba
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente
 Temas similares
-
» WEBS SOBRE PROFECIA MENSAJES Y REVELACIONES
» Cartas profeticas de San José María Escriba de Balaguer
» Mensajes del Agua – Documental del Dr.Masaru Emoto
» Mensajes de una Contactada
» "El Usuario con Mensajes más edificativos"

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: COLUMNA GRIS-
Cambiar a: