ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  
¡Atención! Por favor, no leer los mensajes del foro si eres religios@, dogmátic@ o tienes tabúes, puede ser peligroso para tu salud psíquica.

Comparte | 
 

 2. NIBIRU.........

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Admin
Admin


Cantidad de envíos : 2733
Fecha de inscripción : 03/12/2008

MensajeTema: 2. NIBIRU.........   Mar 12 Mayo 2009 - 13:34

De: XOLMETH (Mensaje original) Enviado: 11/10/2004 9:49





--------------------------------------------------------------------------------



2. NIBIRU




--------------------------------------------------------------------------------





Al contar mi historia, no me ocuparé del tiempo lineal como lo conocen. El tiempo terrestre es ineficaz para describir nuestra relación con ustedes. ¡Uno de nuestros años equivale a 3.600 años terrestres! El tiempo pleyadiano es elástico, expansible e interdimensional. Algunos de nosotros podemos viajar a cualquier punto del tiempo que escojamos, podemos hasta alterar los acontecimientos de ese tiempo. Tales excursiones tienen su precio, pero una vez conquistado el talento que se requiere, ¿quién se puede resistir? ¡Viajar en el tiempo es algo divertido! Los conceptos fijos sobre el tiempo simplemente no existen, así que no los esperen en este libro.

*

Mi niñez fue una época mágica para mí. Las tabletas de arcilla cuneiformes que se encontraron en Sumeria y Babilonia dicen que yo nací en la Tierra, lo que es cierto. Mi hermano gemelo, Utu, salió primero de la matriz de mi madre, lo que le daba prioridad en los derechos de heredero. Sin embargo, yo no permití que este infortunado accidente de nacimiento me pusiera trabas y, más tarde en la vida, me compensé a mí misma con generosidad por esa pequeña frustración.

Cuando estábamos en condiciones de viajar, a mi hermano y a mí nos enviaron de regreso a nuestro hogar, Nibiru, un planeta artificial que había sido diseñado por la tecnología pleyadiana para buscar materia prima en este sistema solar, y que da la vuelta a su sistema solar cada 3.600 años. [Nota de Xentor: Las Tablillas Sumerias, en cambio, muestran que Nibiru es un planeta natural; tampoco se revela ahí una relación entre Nibiru y Las Pléyades]. El planeta Nibiru fue dado a nuestra familia hace muchos eones y Anu, mi bisabuelo, heredó su dominio de su padre. [N. de X.: Las Tablillas dicen que Anu le arrebató el poder al Rey anterior, Alalu]. Anu es el padre de Enlil, el cual es el padre de mi padre, Nannar. Mi madre se llama Ningal y es la mujer más adorable que he conocido. La quiero mucho, ¡pero a menudo me pregunto cómo me trajo al mundo!

Mi hermano gemelo Utu y yo fuimos los primeros de la familia real que nacimos en Terra, como llamamos a la Tierra. En esa época, nadie sabía si las frecuencias de Terra afectarían el ADN de los niños pleyadenses. Por esos días eran imposibles de predecir las tormentas radiaoctivas y las fluctuaciones magnéticas de este planeta fronterizo, de modo que nuestros padres y abuelos no querían correr riesgos con nuestros códigos genéticos preciosos.

Nos criaron en el magnífico palacio de mi bisabuelo Anu y su reina hermana Antu. Mis primeros recuerdos reales son de mis correteos y risas por los pisos pulidos de lapislázuli; de brisas suaves que suavemente movían cortinas blancas enormes y que acariciaban los hermosos rizos oscuros de mi cabello. Mi risa llenaba la casa. ¡Mi pequeño cuerpo azul corría por el mero placer de sentir el lapis fresco debajo de mis pequeños pies rechonchos! Todos me amaban y no había quien me controlara, sólo gente que me alababa y me abrazaba. ¡La vida era perfecta!

La mayoría de los miembros de mi familia tiene piel de tonos azules variables, como turquesa y lapislázuli cremoso mezclados, cálidos azules suaves que son consecuencia de la alta cantidad de cobre en nuestra sangre. Este cobre nos protege de la radiación cósmica que bombardea nuestro planeta desde el espacio. Nuestra tendencia continua de hacer la guerra hace tiempo acabó con la protección natural de nuestra atmósfera contra dicha radiación, así que nuestros cuerpos se adaptaron al aumentar el contenido de cobre. Durante eones hemos estado esparciendo oro en nuestra estratosfera para mejorar la atmósfera de nuestro planeta, y necesitamos un suministro constante de ese oro. Esa fue nuestra razón principal para colonizar Terra.

Anu y Antu son las cabezas de mi familia y los gobernantes de Nibiru. Aunque nuestra tendencia es permitir que cada cual haga lo que le plazca, incluso hasta los extremos, eventualmente casi todos los de nuestro grupo pendenciero acataban las órdenes de Anu y Antu.

Extremo es una buena palabra para describir a Anu y Antu. Sé que pueden parecer mimados, indulgentes o inmoderados pero, para mí, así era la vida, la forma en que hacíamos las cosas. Yo adoraba a mis dos bisabuelos y ellos a su vez me adoraban, especialmente Anu. De hecho, mi nombre, Inanna, significa «amada de Anu», y más tarde esto me permitió un poder importante sobre el resto de la familia.

De niña, en todas partes me rodeaban la belleza y el amor. El palacio era un pabellón abierto sin límites y sin paredes. Los arquitectos habían diseñado el interior para que fuera el exterior y viceversa y, como nos protegían reguladores de frecuencia, no necesitábamos paredes o vidrio. Había innumerables jardines paradisíacos de todos los diseños imaginables que exhibían flores exóticas, plantas, aves y mariposas de todos los lugares de las galaxias. Sería imposible describir muchas de las especies puesto que son desconocidas en Terra. Algunos de los jardines eran solamente frecuencias de luz y sonido; a nuestros artistas de Nibiru les encantan esas creaciones. Los jardines predilectos de mi bisabuela Antu estaban hechos de oro y piedras preciosas, las flores a menudo eran de rubí y zafiro con hojas de oro y plata. En Terra recreamos estos jardines en joyas para que nos hicieran recordar nuestro hogar. En los escritos antiguos de Terra hay descripciones veraces de esos lugares.

A Anu y a Antu les encantaban las fiestas. Ellos celebraban todo; un equinoccio, un cometa, los solsticios y, por supuesto, los cumpleaños. Las festividades se prolongaban por semanas, incluso meses. Di por sentado que todo el mundo vivía así. Era mi vida.

Anu, que era bien parecido y generoso, siempre estaba pensando en un presente maravilloso para su querida Antu: una diadema nueva, una nave voladora o un templo. El palacio debía ser enorme sólo para contener los regalos que él le daba. Antu, que era bella y afectuosa, emanaba gozo y placer cabal. Su pasión era preparar fiestas; tenía una gracia para la organización y nunca se le escapaba el mínimo detalle. Ella era el tipo de una de esas anfitrionas consumadas que lo deja a uno preguntándose quién tiene el poder, la esposa o su marido. Todos los de las galaxias deseaban ser invitados al palacio para disfrutar de los manjares de la cocina de Antu. De las tortas se formaban fantásticos palacios mágicos, y la fruta y helados se exhibían apetitosamente mesa tras mesa. Nuestros vinos eran excelentes.

Nuestro amor a la belleza y la creatividad naturalmente se extiende hasta el acto sexual, el cual es respetado con la más alta deferencia por mi gente en Nibiru y a través de todas las Pléyades. Si traen sus conceptos terrestres sobre la sexualidad y la moralidad a mi historia, sería mejor que cerraras el libro ahora mismo. Para nosotros, el sexo tiene que ver con las frecuencias de energía y su dirección. Como nosotros usamos la energía sexual para crear muchas cosas, su punto central y amplificación es una forma artística que todos nosotros aprendemos y disfrutamos. Lo vemos como la fuerza pura de energía que brota del Primer Creador hacia el cuerpo y sus centros receptores. Cuando ya está en el cuerpo, se le cambia la dirección y se transforma según la habilidad y capacidad del individuo. Se podría comparar con un sistema de circuitos electrónicos que modifica y distribuye energía eléctrica.

Fueron Antu y Anu quienes me dieron el conocimiento de la Unión Sagrada. Antu encarna las fuerzas apasionadas de la creación y se le tiene por una gran maestra de dicho conocimiento. Para mí fue un honor que ella me enseñara. El poder de la expresión sexual es venerado y de mucha demanda entre nosotros. Este conocimiento hacía parte de mi linaje genético, y como vengo de la sangre de Anu y Antu, nací para amar y ser amada; por eso era su preferida.

En los Templos del Amor en Nibiru, ellos escogían sacerdotes y sacerdotisas con base en su habilidad para recibir y transmitir las frecuencias más elevadas de la Unión Sagrada. Para nosotros el placer sexual no era nada menos que alivio y recreo. A una escala mayor, la unión sexual es un grandioso generador de néctar para el Primer Creador. La conexión del sexo con la vergüenza y la culpa fue consumada en Terra por otro miembro de mi familia, ciertamente no fui yo, para esclavizar a los Lulus y mantenerlos temerosos. En Nibiru es de conocimiento general el hecho de que el poder sexual es parte de la existencia.

Mi niñez en Nibiru fue como estar en un paraíso y todos me adoraban. A medida que crecía, mi educación recayó sobre mi tía/abuela Nin. Su nombre verdadero es Ninhursag [NX: También conocida en los textos sumerios como Ninti y Ninmah], pero yo le digo mi Nin porque con ternura me cuidó cuando yo era una niña. Ella es como una madre para mí y la quiero mucho. Es la hija de Anu, pero no de Antu. Anu podía tener, y las tuvo, todas las queridas que deseara. Nosotros somos muy tolerantes y expresivos y tenía poca importancia el que Anu disfrutara de muchas otras mujeres. Lo que era importante para nosotros era la línea de sucesión: quién heredaría el poder de Anu. Los matrimonios entre hermanos son comunes entre nosotros para asegurar la primera línea de sucesión, y Antu era la hermana de Anu, y a la vez su esposa.

Ya sé. Están escandalizados, pero les advertí que no trajeran su moral a los asuntos de mi familia. Por un lado, el casarse con la hermana de uno explicaba con toda claridad quién tomaría el poder. Por el otro, causaba estragos. Anu era muy ardiente y tenía muchos hijos con muchas mujeres. Pero todos estos hermanos medios dieron origen a muchas rivalidades y a confusión en nuestro mundo y luego en la Tierra.

Enlil, Enki y Ninhursag son los tres hijos principales de mi bisabuelo, Anu. Enlil y Enki, ambos varones, tienen madres diferentes y Ninhursag, nacida de otra madre, es la única mujer.

Anu y Antu siempre me consentían, pero mi tía/abuela Nin, que por naturaleza era disciplinada y severa, se dio cuenta de que yo tenía una leve tendencia a dejar que mis impulsos se desbordaran. Evidentemente yo nunca vi esto como un problema. A Nin se le dio la ingrata tarea de educarme y, aunque de vez en cuando era dura conmigo, siempre supe que me amaba mucho. En repetidas ocasiones necesité ese amor.




--------------------------------------------------------------------------------
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://masalladenuestroorig.forosactivos.net
 
2. NIBIRU.........
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Nibiru es Júpiter?
» Cometa Elenin - Sedna - Nibiru (IMPORTANTE)
» Nibiru ya está aquí ?
» Las profecías y el Planeta X - Nibiru - Marduk .
» SEGUIMIENTO DE #NIBIRU 2013

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: INNANA-
Cambiar a: