ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  
¡Atención! Por favor, no leer los mensajes del foro si eres religios@, dogmátic@ o tienes tabúes, puede ser peligroso para tu salud psíquica.

Comparte | 
 

 4. ENLIL.......

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Admin
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 2737
Fecha de inscripción : 03/12/2008

MensajeTema: 4. ENLIL.......   Mar 12 Mayo 2009 - 13:36

De: XOLMETH (Mensaje original) Enviado: 11/10/2004 9:54





--------------------------------------------------------------------------------



4. ENLIL




--------------------------------------------------------------------------------





Enlil es el primogénito de Anu y Antu, el primer candidato para heredar el poder y trono de Anu. Es, sin lugar a dudas, el hijo de mi bisabuela, Antu, pues es una persona minuciosa que sobresale en la logística. De Anu, Enlil heredó su carácter apasionado, el amor al orden y una gran belleza masculina. Su cabello es como el oro y cae en los rizos más perfectos. Es alto incluso para nosotros que medimos de 2 a 4 metros de altura. Su destreza física se refleja en su estrictez y apego a su propia integridad. Enlil es el padre de mi padre, Nannar.

Parece que en toda su historia, mi abuelo cometió solamente un error: violó a mi abuela. En mi familia todos tenemos inclinaciones sexuales muy ardorosas. Cuando Enlil todavía estaba joven y pasado de tragos, dio un paseo al lado del río y se encontró con una hermosa mujer que nadaba desnuda. Su cuerpo brillaba a la luz del sol, su cabello ondeaba mojado en torrentes de oro. Cuando Enlil vio sus pechos debajo de las aguas, la lujuria lo invadió.

El pobre Enlil había caído en una trampa. La madre de esta bella nadadora la había convencido de que sedujera a Enlil de esta manera para que quedara bien casada, y el plan funcionó a la perfección. Enlil la obligó a la relación sexual, lo que va en contra de nuestras leyes. Buscaron a Enlil y lo arrestaron, le hicieron un juicio y lo enviaron al exilio. No creo que haya olvidado la humillación que le produjo ese castigo. Estaba enamorado de la chica y suplicó a sus padres que le permitieran casarse con ella. Después de la boda, lo perdonaron, pero él nunca olvidó y, hasta donde yo sé, jamás volvió a cometer un error.

*

Fue quizás esta experiencia de erotismo desenfrenado lo que dejó a Enlil con la tendencia a juzgar las pasiones de otros. A medida que los Lulus se multiplicaban, los Anunnaki y los miembros de mi familia comenzaron a copular con ellos. [NX: Esto sucedió por primera vez hace 110.000 años, y se convirtió en costumbre desde hace 50.000 años atrás]. El nivel de interés sexual se había salido del control y esto enfadó a Enlil. Él nunca estuvo de acuerdo con que les diéramos la capacidad de reproducirse sin nuestro control total. Los rasgos inimitables de las capacidades telepáticas de los Lulus le agregaban una emoción desconocida a la experiencia sexual, especialmente después de que yo los entrené.

Corrió el rumor de que los «dioses» se estaban escapando a los bosques a juguetear y reproducirse con los Lulus. ¡De vez en cuando, los Anunnaki perdían el juicio y expresaban sus pasiones desenfrenadas ahí mismo en las calles de Sumeria! ¡Los Lulus eran tan lindos! A mí me parecía todo muy divertido.

En aquellos días, el nacimiento no era el proceso doloroso que conocéis hoy; era fácil y un momento mágico para ser uno con la Diosa de toda la vida. Era un momento para expresar unión con todo el cosmos, para formar más manifestaciones del Primer Creador. ¡No era un momento de dolor! Ciertamente no nos avergonzábamos de nuestros cuerpos y sus funciones. Las Nibiruanas y las Lulus disfrutaban del embarazo. Cada nacimiento nos traía más Lulus y más festividades, ¡más diversión y más cerveza! ¿Mencioné que con los granos silvestres que crecían en Terra desarrollamos el aguamiel y las cervezas más deliciosas? Se las dábamos a los Lulus como recompensa por su trabajo y nosotros mismos las tomábamos.

*

Cada vez Enlil se sentía más molesto con la copulación desenfrenada entre los Anunnaki y los Lulus. Esto le causó una obsesión, pensó que nuestra estirpe se estaba corrompiendo a causa de este cruzado sin control, y se enfadó por la proliferación de los Lulus. Desvelado, Enlil empezó a idearse maneras de reducir la población Lulu, después de todo el trabajo que yo realicé.

Ya se habían establecido muchas jerarquías sociales entre los Lulus. Había mucha discusión en cuanto a quién tenía más «sangre divina», quién estaba emparentado con cuál «dios» y hasta dónde se prolongaba su linaje, así como hoy en día muchos humanos pretenden pertenecer a tal o cual realeza.

Ya hemos estado sobre y alrededor de Terra durante casi medio millón de sus años. Los Lulus sólo empezaron a escribir acerca de nosotros en esas tablillas de arcilla hace unos 5.000 años. Pensad en ello: transcurrieron siglos mientras las historias pasaban de recuerdo en recuerdo. En los primeros tiempos los Lulus tenían una mayor capacidad de memorizar datos; no obstante, la conciencia que ellos tenían de nosotros como «dioses» omnisapientes era controlada por nosotros. Ellos fueron engendrados para no cuestionar, y al que lo hacía se le esquivaba o se le asesinaba. Nosotros necesitábamos obreros y no queríamos que los Lulus llegaran a ser iguales a nosotros; los manteníamos limitados. Las tablillas de arcilla registran solamente lo que nosotros les permitíamos copiar a los escribas.

La idea de que la población Lulu llegara a invadir Terra perturbó más a Enlil. Quería deshacerse de ellos pero, ¿cómo? ¿A quién había que matar?

Enlil citó a una reunión de la familia. Demandó que se hiciera algo en cuanto a los Lulus y comenzó a sermonear sus puntos de vista solemnes en cuanto al asunto. Por supuesto, la vieja rivalidad de hermano contra hermano empezó a calentarse. ¡Enki se opuso rotundamente! Se quejó de que después de todo el trabajo que él y Ninhursag habían hecho para producir trabajadores tan eficientes, era algo absurdo siquiera pensar en destruirlos. Quizás había mucho más ruido allá afuera, pero por lo menos ahora había suficientes manos para cavar en las minas de oro. Los hermanos bramaron y se enfurecieron como de costumbre.

Enlil no quería cambiar de parecer a pesar de las súplicas de su hermano. Los hijos de Enlil y Enki se unieron a la disputa, y hubo mucho enojo en ambos lados, pero al final, como él es hijo número uno, Enlil prevaleció. Su plan no los mataría a todos, solamente a aquellos desafortunados que morirían de hambre, de modo que se arregló la primera escasez de alimentos. [NX: Según la Crónica Sumeria, esto se inició hace 49.000 años, y se prolongó hasta hace 38.000 años; momento en el cual, según la antropología moderna, se extinguió el Hombre de Neanderthal]. Cuando Enki y sus hijos salieron de la reunión, debieron haber estado fraguando un plan para bloquear a Enlil, porque aun cuando la hambruna resultante hizo que el canibalismo se esparciera por todo el país, les pasó comida de contrabando a los Lulus y la mayor parte sobrevivió. Se supone que Enlil tiene autoridad inapelable sobre el resto de nosotros por ser el primogénito, pero no era tan fácil, porque somos una familia de individuos de carácter fuerte. Todos somos obstinados en acrecentar nuestros poderes, y no nos gustan mucho las fronteras o limitaciones de ningún tipo. Enlil es igual; es hijo de Anu, quien nunca siguió a nadie en ningún asunto. Una vez que Enlil había tomado una decisión y fijado su rumbo, era improbable que pudiéramos disuadirlo o que diera un paso atrás.

Enlil era el jefe de comunicaciones de la estación espacial que le daba la vuelta a Terra y fue el primero en enterarse del cambio polar que se acercaba. Muy por encima del planeta, los astronautas empezaron a observar la fluctuaciones magnéticas y los bamboleos inevitables. El eje del planeta estaba a punto de voltearse. Esto lo habíamos notado antes, pero nunca había habido una población tan numerosa para evacuar. Enlil se guardó todo en secreto y decidió aguardar hasta el último momento posible, de modo que sólo hubiera tiempo suficiente para transportar a las familias de Anu y a los Anunnaki a la estación de enlace. Se aseguró de que no hubiera tiempo suficiente para rescatar a los Lulus. Enlil quería salirse con la suya por encima de Enki, sin importar las consecuencias.

De una forma inesperada el Gran Diluvio nos cayó encima. [NX: Esto sucedió hace 13.000 años]. Enki envió a su piloto, Matali, para que me recogiera. ¡Ni siquiera había empacado! Recuerdo cuando estaba de pie en mis cuartos tratando de decidir cuáles joyas llevar. Tenía tantos collares de oro, lapislázuli, brazaletes de esmeralda y marfil; si sólo pudiera llevar unos baúles más. Matali se burlaba de mi frustración y me decía que me apresurara. Yo no lograba comprender la gravedad de lo que venía.

Recuerdo muy bien cuando estaba sentada en la nave, llorando en los brazos de Ninhursag. Desde los portales vimos cómo ola tras ola se tragaba las llanuras de Terra y arrastraba a nuestros preciosos Lulus. Nunca antes había experimentado la pérdida, así que yo no estaba lista para sentir una pena así. Era como si yo también me estuviera ahogando. En mi corazón oía los gritos de los Lulus desesperados; en mi imaginación veía a las mujeres que había entrenado en mis Templos aferrándose a sus columnas, rezándome a mí, entre todas las personas. Pero sus oraciones no fueron contestadas y se sumergieron en la muerte; sus túnicas blancas flotaron por un momento en bullones ondulantes y todo terminó.

Se me partió el corazón. No sabía cuánto amaba a los Lulus; no sabía que una parte de mí permanecería con ellos debajo de ese cruel diluvio. Ninhursag era la única que parecía compartir mi tristeza. Lloramos de desespero. ¿Quién nos prepararía deliciosas cervezas? ¿Quién buscaría el oro?

Esta vez la rivalidad entre Enlil y Enki había servido de algo. Los espías de Enki le habían informado del cambio polar. En todas las culturas antiguas de Terra hay historias de un diluvio y un hombre que se salvó en un arca. Enki escogió a ese hombre. Enterado de que habría un gran diluvio, Enki resolvió salvar por lo menos una familia de Lulus. En medio de su vanidad, escogió un hombre de su misma dotación genética. Todas esas historias dicen que Noé fue escogido por su bondad, pues, no, Noé incluso se parecía a Enki. Y no hubo un arca, fue un submarino, y los animales «en pares» era realmente material genético almacenado apropiadamente para que pudieran ser recreados más tarde. [NX: Según la Crónica Sumeria, Ziusudra, el Noé bíblico, llevó animales domésticos para sobrevivir con su carne, leche y huevos; de los animales salvajes, en cambio, llevó su «escencia» o ADN]. Desafiando a Enlil, Enki rescató a los Lulus.

Cuando Enlil descubrió a los Lulus sobrevivientes, se enfureció. Con sus hijos, lanzó acusaciones de traición y otros crímenes abominables contra Enki y sus hijos. Enlil sostenía que Enki había desafiado las leyes de Anu. Por consiguiente, Enki pronunció el mejor discurso de su vida, astutamente alabando y lisonjeando a Enlil por su plan «divino». Dijo que Enlil, en medio de la grandeza de su sabiduría visionaria, había escogido el material genético de entre la basura de las especies y llegó hasta lo mejor que había entre los Lulus. Y que si esos sobrevivientes solitarios habían soportado los horrores del diluvio, entonces sus genes deberían ser dignos de servir a Anu y a los Nibiruanos.

¡Para sorpresa nuestra, Enlil se lo creyó! Creo que estaba cambiando de opinión, pues ¿dónde conseguiría los obreros para las minas y para construir sus monumentos?

Cada miembro de la familia juró solemnemente nunca más volver a destruir a los Lulus. En un estallido de generosidad sincera, y quizás un poco de culpa, Enlil le concedió la vida eterna a Noé, por lo menos como la conocemos. Se preparó entonces todo tipo de leyes para regular la copulación y reproducción de los Lulus. Aunque todo resultó bien para las dos partes en conflicto, hubo un cambio, una agudización de la rivalidad entre Enlil y Enki. Nosotros sabíamos que esa gran rivalidad ocasionaría otras dificultades en el futuro.




--------------------------------------------------------------------------------
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://masalladenuestroorig.forosactivos.net
 
4. ENLIL.......
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» "El final de los Tiempos" cortesía de "Enlil"
» CONSPIRACION ANUNNAKI ENTRE JESUS SATANAS ENKI Y ENLIL
» Enlil Yahve
» Salfate habla de los años perdidos de Jesús
» JUEGOS OLÍMPICOS LONDRES 2012 - SION - FUSIONADO

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: INNANA-
Cambiar a: