ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  
¡Atención! Por favor, no leer los mensajes del foro si eres religios@, dogmátic@ o tienes tabúes, puede ser peligroso para tu salud psíquica.

Comparte | 
 

 Sobre la Fe y los Hechos.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Admin
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 2737
Fecha de inscripción : 03/12/2008

MensajeTema: Sobre la Fe y los Hechos.   Miér 20 Mayo 2009 - 14:46

De: zahim (Mensaje original) Enviado: 02/06/2006 16:30
SETI:
¿Es SETI – la búsqueda de inteligencia extraterrestre – una religión?. Este es uno de los temas que Jill Tarter, Directora del Centro para la Investigación SETI del Instituto SETI y yo discutimos en ¿Estamos solos?, el programa semanal de radio del Instituto SETI el miércoles 17 de Mayo de 2006.

La discusión entre Jill y yo fue en respuesta a una afirmación hecha por George Basalla (profesor emérito de historia en la Universidad de Delaware) en su libro Vida Civilizada en el Universo (Oxford University Press: 2006) de que SETI es más una iniciativa basada en la fe que genuina ciencia. Él apunta al fracaso de SETI en hacer contacto tras más de cuarenta años de intentos y continuos esfuerzos en ausencia de cualquier evidencia positiva como una señal de que éste confía más en una especie de celo religioso que en cualquier otra cosa. (Por cierto, Basalla fue invitado a aparecer en el programa pero declinó).

Huelga decirlo, Jill Tarter está menos que impresionada por este argumento, y de hecho yo también. En primer lugar sabemos que hay inteligencia en el universo. Como apunté en el programa hay delfines y grandes simios. Y se puede incluso añadir al Homo sapiens a esa mezcla en las raras ocasiones en las que cumplimos con el auto-proclamado nombre de nuestra especie. No es una hipótesis irrazonable que si la inteligencia ha llegado a existir en un planeta puede también haber surgido en cualquier otro lugar, especialmente dado el vasto número de estrellas en esta y otras galaxias. SETI sirve como una prueba de esa hipótesis. Pero más allá de eso ésta es una de nuestras más nobles y más emocionantes búsquedas científicas: descubrir si estamos solos y representamos el tope máximo de la inteligencia y la tecnología en el cosmos, o, en otro caso, si somos simplemente un miembro de una comunidad de razas inteligentes, muchas de ellas quizá muchísimo más antiguas y avanzadas que nosotros.

Las religiones se caracterizan por dos factores: la adoración – en otras palabras, algún sistema de devoción dirigido hacia uno o más seres omniscientes y sobrenaturales – y la fe en ausencia de evidencia material. El SETI no se califica como religión en ninguna de estas opciones. A menos que esté muy equivocado, ningún investigador de SETI ofrece oraciones al sujeto de su búsqueda (aunque me fascinaría conocer qué tradiciones espirituales pueden haber surgido entre las civilizaciones de otras estrellas). Y cualquier fe que esté implicada en SETI es sólo el tipo de fe no religiosa a la que cualquier científico se adhiere – fe en el método científico, en el equipo que se usa, el proceso de evaluación por expertos, etcétera. Como ya he mencionado, ya tenemos evidencia material de inteligencia en el universo: se compone de los cerebros que estáis usando ahora mismo para asimilar estos pensamientos. A diferencia de una religión que confía en la fe pura en que existe un dios, nosotros no necesitamos tener fe en que la inteligencia y la tecnología existen.

Para centrarnos en el argumento de Basalla, de que es hora de que los abogados del SETI bajen sus expectativas e incluso admitan que pueden estar persiguiendo lo imposible, me gustaría apuntar a un paralelismo con la búsqueda de planetas extrasolares – mundos que están en órbita alrededor de otras estrellas. Hasta hace bastante poco no tuvimos pruebas de planetas más allá de nuestro propio sistema solar; era simplemente una hipótesis, como la hipótesis de que puede haber inteligencia extraterrestre. La búsqueda práctica de mundos extrasolares arrancó en los años 30 con el trabajo pionero del astrónomo germano-americano Peter Van der Kamp. Aunque recolectó datos que parecían sugerir que había mundos en órbita alrededor de la Estrella de Barnard y otras pocas estrellas cercanas, la evidencia probó que eran infundados (algunos de ellos debido a una pequeña oscilación en el sistema del telescopio que estaba usando). Sólo en los años 90, sesenta años después de que Van der Kamp comenzara sus investigaciones, encontraron los científicos pruebas concluyentes de que hay otros planetas ahí fuera. A lo largo de la pasada década más o menos, más de 180 planetas extrasolares han sido descubiertos.

Si siguiésemos la línea de razonamiento de Basalla, la búsqueda de planetas extrasolares también se califica como un tipo de religión. ¿No deberíamos nosotros simplemente haber abandonado tras cuatro décadas de búsqueda?. ¿Es con seguridad suficiente tiempo para haber encontrado algo si realmente existiera?. ¿No es el continuar más allá un signo de fe extraviada y de injustificado optimismo?. Afortunadamente la búsqueda prosiguió y estamos ahora cosechando las recompensas – planetas nuevos a mansalva.

Históricamente, la cuestión de si los planetas extrasolares existían y, si lo hacían, cómo eran de frecuentes y a qué se parecerían, encuentra un interesante paralelismo con los temas centrales de SETI. Solía haber dos grandes teorías sobre el origen de los planetas en el sistema solar. Una de estas era llamada la hipótesis catastrófica. Sugería que los planetas se habían formado como resultado de una colisión entre el Sol y otra estrella a partir de un envoltorio de gas arrancado del Sol por el intruso estelar. Si este fuera el caso, los sistemas planetarios podría esperarse que fueran muy raros ya que tales colisiones entre estrellas no suceden casi nunca. La teoría rival de la formación planetaria era la hipótesis nebular que argumentaba que los planetas del sistema solar se agregaron a partir de una nube de gas y polvo sobrante de la formación del mismo Sol. La hipótesis nebular sugería que el nacimiento de planetas debía ser un asunto rutinario a lo largo y ancho del universo. Por supuesto, esta es la teoría, en forma actualizada, que los astrónomos creen hoy día y el descubrimiento de numerosos otros planetas es una buena confirmación de ella.

El debate paralelo que continua en SETI y la astrobiología atañe a con qué frecuencia la vida primitiva, tal como las bacterias, sirve como precursora de la vida compleja, pluricelular, y, en última instancia, de la inteligencia avanzada. Los defensores de la hipótesis de la Tierra Rara creen que esto sucede solo muy, muy raramente. Otros, incluyéndome yo mismo, creemos que la inteligencia ofrece una gran ventaja para la supervivencia y que llegará cada vez que haya una oportunidad razonable. SETI es un primer paso hacia la resolución de esta cuestión. Pero todavía tiene un largo camino por delante. Pronosticar cómo evolucionará la inteligencia es un asunto arriesgado. No tenemos mucho en lo que basarnos. Lo que sabemos es que tan pronto como se origina la alta tecnología, la evolución es fantásticamente rápida y virtualmente impredecible. ¿Tiene alguien una idea de cómo se desarrollará Internet o la ingeniería genética en los próximos 10, 20 o 50 años? . ¿Y cómo en el próximo millón de años?.

Los investigadores de SETI saben sus limitaciones. Están limitados al presente para buscar señales ópticas y de radio – nuestros propios mejores y más rápidos medios de obtener mensajes a través de la distancia interestelar. ¿Quién sabe lo que nuestros ancianos galácticos, si existen, pueden estar usando para comunicarse?. No tenemos ni idea de qué hay ahí fuera o qué formas puede tomar la inteligencia extraterrestre. Somos, como apuntó Seth Shostak durante la entrevista de radio, como Colón navegando en aguas inexploradas. No sabemos lo que descubriremos. Pero la búsqueda es extraordinaria, emocionante, merece la pena con creces, y es fiel a la metodología y al espíritu de la ciencia.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://masalladenuestroorig.forosactivos.net
 
Sobre la Fe y los Hechos.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Mateo 28:19 no contradice Hechos 2:38???
» MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL JUEGO COMPULSIVO Y SU TRATAMIENTO...
» Pregunta sobre MicrodemoAbrasion
» Aumentan los ludópatas. (Argentina)
» Trabajo sobre el estudio descriptivo del Doble Etérico

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: EXTRATERRESTRES-
Cambiar a: