ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  
¡Atención! Por favor, no leer los mensajes del foro si eres religios@, dogmátic@ o tienes tabúes, puede ser peligroso para tu salud psíquica.

Comparte | 
 

 La sagrada familia

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Lícia

avatar

Cantidad de envíos : 716
Fecha de inscripción : 07/12/2008

MensajeTema: La sagrada familia   Sáb 20 Mar 2010 - 17:13

DE MARZO DE 2010
LA SAGRADA FAMILIA
Entre un país en el que hay censura, como la tiránica Cuba, y uno en el que no la hay, como la democrática Francia, no existe mucha diferencia en cuanto a la posibilidad de conocer la verdad. En el uno, porque no se puede decir; y en el otro, porque la verdad queda oculta entre toneladas de desechos informativos, lo que la hace inaprensible. En España, a caballo entre dictadura y democracia, existe además una elaborada autocensura, que es la capacidad del ser humano para sobrevivir entre hipócritas, para
mentir a su vez voluntariamente y mantenerse dentro de lo políticamente correcto. Por eso no leeréis algo como lo que sigue en ninguna parte, por más que busquéis.

Y ésta es una gran verdad, aunque me guste menos decirla que pillarme un huevo en una puerta: La injusticia del reparto del planeta, de la riqueza, del poder, es posible porque los mandarines —los beneficiarios— cuentan, para su estafa, con media raza humana como aliada: con las mujeres. Y os diré, recto como un renglón, cómo lo hacen: mediante la bellaquería de comprar sus voluntades, aprovechándose de su debilidad por procrear que las enciega como a pescadillas fritas, mediante la monolítica protección de la familia. Cualquier mujer apoyará, aunque sea eventualmente, a un régimen político (no a un partido o a una ideología, sino a un régimen entero) que proteja a su vez a la familia. Por eso pueden existir ayatollas como Jamenei o presidentes como Bush: porque protegen la procreación. Si no lo hicieran así, esa clase de tipos durarían en el poder menos que un pedo en un cesto. Esta gran verdad la saben todos los mandatarios, incluso el indocumentado del presidente Zapatero, que le cae a las mujeres mejor que un tanga brasileño desde que se inventó toda clase de derechos y permisos de maternidad y aquellas ayudas económicas de 2.500 euros, hace pocos meses.

La familia fue una necesidad en otros tiempos. Tuvo una gran utilidad. Permitía dividir el trabajo; y el traer hijos al mundo era una forma de supervivencia a largo plazo, mano de obra barata para el campo y cuidados en la vejez a cambio de propiedad y experiencia. El instinto maternal, esa ciénaga hormonal de la hembra, poderosa como un volcán, era, pues, imprescindible para la pervivencia de la raza humana. Pero hoy todo ha cambiado: la mujer, engatusada con el igualitarismo, se ha transformado (como el hombre) en carne de factoría(1); criar hijos es anti económico, y de la mano de obra barata se aprovecharán sólo los explotadores. Aquel impulso animal necesario es hoy improcedente, pero la raza humana, que tiene menos reflejos que el papel secante, no puede adaptar sus hábitos e instintos animales a la evolución social. Lo que antes fue una bendición no pasa ahora de ser un vicio, un juego de muñecas tardío, caro, aburrido, empalagoso y mal hecho, inútil, que degenera al macho hasta el nivel de un autómata espermático. ¡Y así nos salen los retoños!: son basura (excepto honrosas excepciones), vistos con objetividad: caprichosos, gordos, mal preparados para la vida, unos perfectos gilipollas anulados por el consumo (los niños son verdaderos consumidores desde su más tierna infancia) y por el porque-yo-lo-valguismo.

La familia es sacralizada y protegida por el poder económico (que necesita productores y consumidores), por el político (que necesita defensores del Estado) y por el religioso (que necesita fieles); y se ha convertido actualmente en algo más insalubre que la peste. La familia (y sus implicaciones, como la deseable propiedad del nido) es el mal del que, ahora mismo, estamos muriendo en vida; el que nos tiene a todos tiesos como momias. La familia es la gran capadora, la feminizadora de voluntades, la destructora de dignidades, la anuladora de toda posibilidad de reacción ante la opresión, la pesada bola de acero que portamos todos los machos en el tobillo, la que nos tiene medio idiotas ante la televisión, para olvidar en lo que nos hemos convertido, la que nos hace ver el mundo con la perspectiva de las lombrices de tierra.

Pero hay algo aún peor que la familia, y es la familia pobre. Toda familia pobre es en cierto modo criminal, porque una familia pobre añade miseria a la pobreza general del planeta. Y es más criminal porque, en la pobreza, no queda más ocio gratis que el sexo: la proliferación es el destino de los indigentes, lo que no hace más que agravar el problema. Y aunque os pueda parecer más duro que Abraham y más cabrón que Herodes, os diré que, cuando veo en ciertos documentales las escenas apocalípticas de niños sudamericanos rebuscando en los vertederos para sobrevivir, no pienso sólo en su desdichada vida, sino que me pregunto qué coño hacen en el mundo, con qué derecho portaban huevos en las entrepiernas sus padres, qué clase de marranas los parieron; y luego también pienso qué cártel de dirigentes tienen todas esas pobres gentes, qué clase de malnacidos administran y organizan tanta desdicha.

El fenómeno que soportamos ahora mismo muchísimos españoles (y que es un mal menor, comparado con los de otros) es el de no pertenecer ya a familias acomodadas, sino a familias cada vez más pobres; más y más criminales, por tanto; y la prueba es que no tenemos más remedio que irnos acostumbrando poco a poco a la delincuencia: como vivimos más apretados que las tuercas de submarino, pasamos sucesivamente de no pagar impuestos(2), a sablear a nuestros amigos, a estafar a las empresas proveedoras de servicios, a no pagar las facturas, a vagabundear por las calles o a hurtar en los supermercados (y hasta a robar con violencia, si falta hace), para mantener viva a nuestra familia.

Pero, queridos lectores, ¿sabéis lo poco que cuesta un pasaje para Sudamérica? Digo, si no tuvierais adosada al tobillo la bola de acero; si pudierais dejar empantanados a Botín, a Zapatero y a toda la basca explotadora, y más púas pendientes de pago a vuestras espaldas que un puerco espín. La única liberación, aunque decirlo resulte amargo como la carqueja, es superar la familia como la concebimos actualmente (una unidad de consumo en lo universal) y reconvertirla en lo que fue antaño (una unidad de cooperación para la supervivencia), o no saldremos adelante. Ya veníamos reconvirtiendo, triturando, la familia entre las clases acomodadas mediante divorcios, solterías (homosexuales o no, que también hay heterosexuales solteros por convicción, tipos con dos cojones que se buscan la compañía sexual día a día durante toda su vida), desenfrenados egoísmos y repudios morales. Pero la solución a todos los actuales problemas humanos sigue siendo un tabú que se llama esterilidad generalizada, como la que se aplica de manera forzosa en China o voluntaria e inteligentemente en Europa. Y la que se auto aplican algunos iluminados, tronchándose el epidídimo (y manteniendo su acto mutilador luego en secreto, autocensura informativa oportuna, porque nadie es más rechazado, despreciado, por la mujer que un tipo que no puede tener hijos, aunque calce una manga como la de un bombero).

Atended, porque esto tampoco os lo contarán los medios informativos, que son una banda de ganapanes vendidos a la Banca. Noticia de última hora: no tenemos ningún Padre en el Cielo. Somos huérfanos. Y lo peor: ningún buen gobernante en la tierra. Somos cabezas de ganado. Y todo seguirá así mientras no repudiemos la procreación, mientras no rechacemos la obediencia ciega al pastor y a sus prosélitas certificadoras de esclavitudes.

Citaré el final de otro artículo, que era bastante menos pestimista que éste: Dejemos de escondernos tras el amparo de la inocencia de nuestros hijos —los únicos que nos admiran, los últimos que queremos que se enteren de nuestros fracasos como hombres—: sentémonos frente a ellos y contémosles la verdad; y lo que es y lo que no puede dejar de ser un hombre libre. Para que al menos ellos puedan llegar a serlo algún día.

MALDITO HIJO DE PERRA

http://www.acratas.net/
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Monica

avatar

Cantidad de envíos : 143
Fecha de inscripción : 16/04/2009

MensajeTema: Re: La sagrada familia   Dom 21 Mar 2010 - 23:54

Hola Licia mucha verdad dice el articulo aunque a la humanidad no le guste.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lícia

avatar

Cantidad de envíos : 716
Fecha de inscripción : 07/12/2008

MensajeTema: Re: La sagrada familia   Lun 22 Mar 2010 - 5:25

¡Hola Mónica!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Admin
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 2740
Fecha de inscripción : 03/12/2008

MensajeTema: Re: La sagrada familia   Lun 22 Mar 2010 - 12:03

No YO QUE VIVO EN UNA YA CASI CUBA TE DIGO, ESTO ES UNA MIERDAAAAAAAAAAAAA No
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://masalladenuestroorig.forosactivos.net
abramelin



Cantidad de envíos : 7
Fecha de inscripción : 01/06/2010

MensajeTema: familia pobre, familia delincuente?   Mar 1 Jun 2010 - 19:56

cabe señalar que hay muchas familias ricas que son delincuentes, pero obviamente jamás pisarán una carcel.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Admin
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 2740
Fecha de inscripción : 03/12/2008

MensajeTema: Re: La sagrada familia   Miér 2 Jun 2010 - 11:49

no, claro que nunca la pisaran, tienen el dinero para comprar a la justicia
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://masalladenuestroorig.forosactivos.net
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: La sagrada familia   

Volver arriba Ir abajo
 
La sagrada familia
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» La Mision del Mohicano
» Egipto y los Coptos
» Como hago para que mi esposa quede embarazada..??
» La escritura Sagrada
» La religión podría dividir a una familia en Egipto

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: GENERAL-
Cambiar a: